woman | El lujo de ser mujer

Colección 'Reflejos' de Genevieve Levy. | D.R.

Viaja a la China milenaria a través de tus paredes

El papel pintado de inspiración oriental es una de las tendencias de decoración más 'trendy' del otoño. 

Goito Paradelo |Woman.es

La pintura tradicional china es una técnica milenaria, relacionada con la caligrafía, que busca la expresión gráfica minimalista a través de delicadas pinceladas. Y son muchas las ocasiones en las que se representan a modo de papiros paisajes repletos de bruma y exotismo de la orografía del continente. Recuperada ahora del olvido por grandes casas de papeles pintados, se ha convertido en una de las tendencias más 'trendy' del momento. El secreto de su puesta en escena radica, además, en limitar su exposición o colocación a contados paños o muros de tu casa bien como papel pintado o como paneles. Se trata de sugerir un hipotético traslado a la China más histórica e hipnótica gracias a estos sueños en blanco y negro o monocolor sin que te resulte demasiado agobiante.

Colección 'Oxymore Three' de Casamance.  | D.R.

La colección 'Oxymore Three' de la casa francesa Casamance es un claro ejemplo de esta idea. En ella, las manchas difuminadas de su coloración en tonos verde, que quiere representar la niebla del paisaje, simula las aguas que se crean cuando realizas una obra a la acuarela. Algo similar ocurre con la serie 'Ukiyoe' de la firma británica Designers Guild. En este caso, los azules funcionan en este papel pintado como un solo frente en el que el horizonte y el azul del mar se fusionan para crear una idílico espacio.

Colección 'Ukiyoe' de Designers Guild.  | D.R.

Más figurativo es el caso de la colección 'Yunnan' de Pierre Frey. En la escena que representa esta fórmula aparecen las elevadas montañas del mismo nombre del país asiático y es una pieza con una continuidad de 27 paneles, que recorren todo el espacio geográfico al que se hace referencia. Como curiosidad, comentar que en este paradisíaco lugar se cultiva el té desde hace miles de años. Es un trabajo que ha realizado en tinta índia por la artista francesa Hélène Mongin.

Colección 'Yunnan' de Pierre Frey. | D.R.

'Reflejos' es el nombre del ultimo título de papel pintado que se adapta a esta estética, una muestra de Genevieve Levy, que se centra en la difusa silueta de las palmeras que sobreviven en la costa asiática y cuya silueta ha sido rescatada de los archivos de la casa. La anécdota de la colección es que tambien se ha creado una línea acabada en lino natural para una propuesta de ropa de cama con la misma representación.

Colección 'Reflejos' de Genevieve Levy. | D.R.

 

Lámparas 'Mr. Ed' de Roderick Vos. | D.R.

Lámparas auxiliares: un plus de iluminación

Un punto de luz colocado en el lugar adecuado puede cambiar toda una habitación. 

Goito Paradelo |Woman.es

Resulta sorprendente descubrir cómo cambia la apariencia de cualquier espacio de tu apartamento cuando tiene la iluminación correcta. Puedes pasar de disfrutar de un lugar completamente anodino y sin mayor relevancia a tener el ambiente más acogedor del momento. Y para conseguirlo, nada mejor que la colocación estratégica de determinados puntos de luz repartidos por diferentes lugares de la casa que armonizan el conjunto. Ahí es donde, por ejemplo, las lámparas de sobremesa juegan un papel primordial.

Lámpara de estantería 'Mr. Ed' de Roderick Vos. | D.R.

En una estantería

Es un punto bastante socorrido, no solo porque consigues aportar iluminación a un hueco poco utilizado, sino porque iluminas libros, complementos o rincones que de otro modo pasan completamente desapercibidos. La puedes incorporar con el socorrido foco de pinza que abraza cualquier balda de la estantería o jugar con algunos modelos que se integran perfectamente con el resto de elementos que aparecen en ella. La forma del modelo 'Mr. Ed' de Roderick Vos se integra perfectamente en una estantería repleta de libros gracias a sus dos alas que imitan las tapas de un libro.

Lámpara de mesa creada por el diseñador Michael Anastassiades. | D.R.

En una mesa pequeña

No hace falta hacer demasiado hincapié en este aspecto. Cualquiera se dará cuenta de que funcionan muy bien tanto para la lectura en un rincón de un sofá como para iluminar una pared, si la colocas sobre una alacena o mueble bajo. En este aspecto, las llamadas lámparas de bulbo resultan perfectas puesto que la luz que ofrecen aporta iluminación al conjunto, sin demasiada potencia. De las más nuevas, las creadas por el diseñador Michael Anastassiades que además consiguen un efecto de complemento-escultura.

Lámpara de mesa de Michael Anastassiades. | D.R.

En la chimenea 

Son como pequeños focos que incorporan luz tamizada a puntos concretos de la casa. Sobre la chimenea iluminan la pared sobre la que descargan su potencia lumínica y añaden a ese paño la intensidad perfecta para conseguir un efecto rebote que no molesta a la vista. Además de pequeño complemento, sirven para incorporar a la habitación en la que se instalan un punto de referencia focal que armonice todo el conjunto. El modelo 'Faro' del estudio LaSelva para Bolia tiene una base de mármol que le da una estabilidad inmejorable y la tulipa se ajusta a la base a través de un imán que permite variar la posición de la misma para sacarle el mayor rendimiento posible.

Lámpara de chimenea 'Faro' del estudio LaSelva para Bolia. | D.R.

En una balda o repisa

Es curioso el efecto que se logra al instalar una pequeña luminaria en una estantería a la que apenas prestamos atención. Sobre todo porque ha sido una necesidad creada a demanda de los propios consumidores. Por lo general, inciden con su foco lumínico sobre un punto concreto que suele ser de baja intensidad, pues no se quiere una luz muy fuerte, sino una de complemento. Básicamente completan la iluminación global de la estancia Wastberg, y su diseño se cuida cada vez con más esmero. La pieza 'Sempé W153' de la propia diseñadora francesa Inga Sempé es el modelo evolutico de la tradicional pinza, que además, por su diseño, permite colocarla sobre una mesa, en una pared o como pinza. Su sombrero cónico y el color de sus acabados completan una oferta pocas veces superada.

Lámpara de repisa de la diseñadora Inga Sempé. | D.R.

 

Colección de papel pintado 'Kayapo', de Lelievre. | D.R.

¡Atención! Llega la estética de los años 70

Revisionado y con un nuevo punto de vista más actualizado, el movimiento 70’s llega con fuerzas renovadas a nuestras casas. 

Goito Paradelo |Woman.es

Aunque en su versión más llamativa, se impuso como una estética que pretendía romper con la influencia colorista y pop de los años 60, la llegada de los movimientos sociales y el nuevo look discotequero que se impuso en los primeros años 70 permitían todo tipo de propuestas que reflejaran de alguna manera la revueltas sociales. Los nuevos movimientos querían sobre todo ridiculizar el buen diseño con un nuevo lenguaje muy simbólico: se mantienen los colores vivos de los 60, se busca la simplicidad en las formas, imperan las proporciones grandes, triunfa el grafismo geométrico y se llevan lo colores ácidos.

Sofá 'Love Seat' de Rouge Absolu. | D.R.

Revisionado y con un nuevo punto de vista más actualizado, el movimiento 70’s llega ahora con fuerzas renovadas a nuestras casas. En cuanto al mobiliario, las proporciones se magnifican y las grandes piezas son la inversión más acertada. Más vale invertir en una pieza de mayores proporciones y que, además, cumpla con su objetivo que apostar por la variedad en el mismo planteamiento.

El sofá, grande y con cierto aire 'vintage', aporta a tu salón un nuevo look interesante. Se llevan los tapizados en textiles, porque contrastan más con el resto de la decoración de la habitación y por los colores de intensidad fuerte. El modelo de dos o tres plazas del sofá modelo 'Love Seat', de Rouge Absolu, es perfecto para conseguir la combinación ideal y el 'revival' más acertado.

Espejo 'Redor' de Ninufar Gallery. | D.R.

En cuanto a los complementos, juegan un papel super importante. Contribuyen a unificar la estética global y son el plus perfecto para ensalzar tu estilismo 'deco'. Nada mejor que incorporar a tu salón o a un hall una pieza como el espejo 'Redor', de Ninufar Gallery, una composición que se presenta repleta de dramasismo y que recurre al facetado de sus piezas para lograr mayor presencia. 

Lo mismo ocurre con las alfombras. Deben ser lo suficientemente importantes, tanto en su grafismo como en su composición de colores, como para convertirse en  lo más llamativo del espacio. El modelo 'Rotazioni', diseñado por Patricia Urquiola para CC-Tapis, es el diseño perfecto. En él la integración entre colores pasteles y formas geométricas funcionan a la perfección.

Alformbra 'Rotazioni' de CC-Tapis | D.R.

Para terminar, no podíamos olvidarnos del recurso más fácil para envolver en los 70 la estética de nuestra vivienda o apartamento: los papeles pintados. Han recuperado todo su estatus de elemento decorativo por excelencia y son imprescindibles. La firma Lelievre incluye en su colección Kayapo una propuesta que se ajusta perfectamente a esta dinámica colorista y geométrica de esta década.

Lámpara 'Lines & Dotes' de Goula&Figuera. | Goula&Figuera

Lo último: lámparas de inspiración Calder

Efímeras, intemporales, simples que no sencillas, esculturales y rabiosamente atractivas. 

Goito Paradelo |Woman.es

El mercado de las lámparas está asistiendo a un momento de creatividad sin precedentes, en el que los modelos más actuales y llamativos se inspiran en los móviles creados por el escultor e ingeniero mecánico norteamericano Alexander Calder en la década de los años 30 del pasado siglo. Sus piezas, creadas originalmente en alambre, se han convertido desde su llegada al mercado del arte en verdaderos iconos abstractos de piezas estables pero con movimiento, y ahora son la fuente e inspiración de la que beben numerosos creadores y diseñadores actuales.

Lámpara 'Mobile' de Michael Anastasiades. | Michael Anastasiades

Efecto ligero

Es una de las máximas a respetar. Su estructura, aunque a veces pueda recurrir a la construcción de piezas con más o menos apéndices, debe ser visualmente simple y no caer en el conflicto de los elementos. Se trata de conseguir una lámpara que, aunque pueda parecer extremadamente frágil, sea robusta y consiga, incluso, formar un grafismo que podría ser trasladado perfectamente a un papel. Lo vemos perfectamente reflejado en la línea de lámparas 'Mobile' del creador Michael Anastasiades y en la colección 'Link' del norteamericano Hollis+Morris.

Colección 'Link' de Hollis+Morris. | Hollis+Morris

Elementos simples

Aunque se trate de crear la impresión de que cualquier movimiento provocado por el viento puede descomponer y desequilibrar la figura que crea la lámpara, son formas perfectamente estudiadas en las que, con desplazamiento o sin él, se presentan compactas. El mejor ejemplo lo tenemos en el modelo 'Lines & Dots', del estudio catalán Goula&Figuera, un grupo de luminarias realizadas en varillas plegadas y soldadas a mano que, además, crea contrastes entre sombras y luces.

Lámpara 'Lines & Dotes' de Goula&Figuera. | Goula&Figuera

Funcionales

Sobre todo porque, además de cumplir perfectamente con su función primordial, que es la de iluminar, aportan al espacio en el que se encuentran ubicadas un extra decorarivo que otras muchas piezas de iluminación no tienen. Funcionan además perfectamente tanto para iluminar sobre una mesa de comedor, como en un rincón de cualquier habitación, la luz que aportan no se ve afectada por el efecto sombra de sus elementos. Y para conseguir un efecto todavía más impactante, coloca dos o tres, en grupo para que la fuerza del conjunto llame la atención en cuanto las visualices. El grupo 'Kuu' de la diseñadora finesa Elina Ulvio, además, incorpora un movimiento rotativo en cada una de sus puntos de luz que permite conseguir un efecto de luz indirecta muy práctico y socorrido.

Lámpara 'Kuu' de Elina Ulvio. | Elina Ulvio