woman | El lujo de ser mujer

¿Vivir en Disney? Ahora, se puede

Si quieres vivir en Disney World (Florida), ahora se están construyendo urbanizaciones de casas. Lo más cerca que estaremos de ser princesas Disney...

Araceli Ocaña | Woman.es

Para las que soñaban con ser una princesa Disney, ahora, junto al recinto de Disney World (Orlando, Florida) se está construyendo el complejo residencial Golden Oak at Walt Disney World Resort. 450 casas distribuidas en cuatro barrios diferentes (que se diferencian, claro, en el rango de precio) y que seguramente se disputen aquellos que, pudiendo permitírselo, quieran cumplir sus sueños infantiles en realidad.

Estas casas, que se encuentran dentro del Four Seasons Resort Orlando at Walt Disney World (prácticamente, una ciudad anexa a los parques de atracciones) varían desde los 300 hasta los 1000 metros cuadrados y cuentan con diferentes servicios alrededor: el más llamativo, el Charming Park, un espacio verde que incluye estatuas de Blancanieves y los Siete Enanitos.

Algunas de las casas, además, cuentan con detalles Disney, como debe ser: una sala de cine tematizada al estilo de 'Los Piratas del Caribe' o un timbre personalizable con algunas de las melodías más famosas de la factoría.

El precio, desde luego, no es apto para todos los bolsillos (no en vano, ofrecen las comodidades de Four Seasons y el sueño de cumplir las ilusiones de pequeños y mayores, ¿se paga eso con dinero?): entre 1,8 y 7 millones de dólares (entre 1,6 y 6,3 millones en euros) más un gasto anual de 25.000 dólares de mantenimiento. Eso sí, incluye también acceso al parque durante tres años y pases de día para poder invitar a los amigos a disfrutar de la experiencia Disney completa.

Mientras nos decidimos a hacer la inversión, nos conformaremos con ver estas residencias en imágenes... 

Ver 17 fotos

 

El diseñador egipcio, en su estudio. | Stanislas Liban

La vida loca del diseñador Karim Rashid

El prolífico diseñador egipcio, autor del frasco del perfume Jeu d’amour de Kenzo, nos invita a su loft neoyorquino, base también de su estudio.

 

Texto: Esther Aguado | Fotos: Stanislas Liban

Karim y su esposa Ivana compraron este apartamento en una de las zonas más cool de la Gran Manzana, el barrio de Hell’s Kitchen, antes marginal, ante la inminente llegada de su primera hija, Kiva... Pero pronto se convirtió en un bonito escaparate del trabajo de este exitoso diseñador internacional. Uno espera que la casa de Rashid sea impresionante. Porque, a sus 55 años, este prestigioso creador egipcio es una auténtica locomotora en el negocio de la belleza: ha diseñado frascos de perfume para Kenzo, jarrones para Christofle, relojes y vajillas para Alessi, botelleros para Veuve Clicquot y productos tecno para Samsung; ha decorado un restaurante en Filadelfia, una estación de metro en Nápoles, tapas de registro para las alcantarillas de Nueva York y un hotel en Berlín, así como algunas colaboraciones para Prada y Armani, creó para ellos un nuevo concepto de tienda, por citar sus últimos trabajos.

Su laboratorio: el estudio del interiorista y diseñador internacional lleva también su sello. Aquí se siente libre para crear.  | Stanislas Liban

Por eso no sorprende que su nuevo y amplio loft neoyorquino sea una masterclass de lo más cool. "Abandonamos casi todos los muebles de nuestro antiguo apartamento de Chelsea y empezamos aquí casi de cero. La nostalgia no tiene lugar en una casa moderna", afirma Karim. Antes de elegir su nuevo hogar, vieron unos 100 apartamentos. Ivana, ingeniera química, estaba embarazada de ocho meses cuando finalmente lo encontraron. Les enamoraron sus altos techos y que fuera una enorme caja blanca, perfecta para que Karim estampara su sello individual, muy patente en el gran mural de la terraza.

Con terraza: un auténtico lujo en el centro de Manhattan. | Stanislas Liban

Otro de sus sellos personales fue aplicar un espejo verde sobre la encimera de la cocina, pintar de rosa chicle, su color fetiche, una de las paredes de la escalera, cambiar a blanco el parquet de roble y aplicar algunos azulejos diseñados por él en el cuarto de baño.

"Desde que nos instalamos en Nueva York, siempre hemos vivido en pisos bajos, y eso que tenemos una casa en el campo que disfrutamos cada fin de semana... En la ciudad no me importan las vistas, prefiero poder salir al aire libre y plantar flores en macetas", explica el diseñador. Él, que siempre disfrutó en los clubes neoyorquinos, ahora adora la paz de sentarse con un café en su terraza y jugar con su hija. "Doy un brinco cada vez que oigo a un bebé llorar... Nunca me hubiera imaginado capaz de cantarle a mi hija durante dos horas para que se durmiera y pensar que no había malgastado mi tiempo", confiesa.

En blanco: abajo, la escalera a la zona privada, con el salón al fondo. | Stanislas Liban

Otra de las claves de la vivienda es la luz natural: para potenciarla, muchos de los muros son cristaleras y la mayor parte de las puertas son de vidrio; las paredes y el suelo blanco hacen el resto. De esa forma, Rashid puede jugar con los colores a su antojo. Nada resulta excesivo porque todo queda diluido. No solo sus propias creaciones juegan con los colores rotundos, sino que las obras de arte que gusta de coleccionar también son atrevidas, vibrantes y contrastan con una paleta de colores pastel. El diseñador industrial más famoso de Estados Unidos, ganador de galardones tan prestigiosos como el Red Dot (2012) y el George Nelson (1999), es fácilmente reconocible por sus curvas sensuales y colores brillantes. Él mismo denomina su estilo como minimalismo sensual y define sus diseños como “blobjects”. No podríamos estar más de acuerdo.

La cocina del loft. | Stanislas Liban
Neo Laminati, de la colección de Studio Kelly Behun | D.R.

La seducción bipolar del blanco y negro

Son la combinación cromática por excelencia dentro del mundo de la decoración por razones obvias. Se complementan sin romper la armonía, sirven de contraste para resaltar según qué piezas, se mantienen imperecederos y son una apuesta segura para utilizar en cualquier época del año.

Goito Paradelo |Woman.es

Mobiliario, complementos, accesorios e incluso tejidos y papeles pintados exploran una divertida puesta en escena dominada por el blanco y negro que resurge de sus cenizas la próxima primavera con más fuerza que nunca.

Paola Navone, la gran arquitecta y diseñadora italiana los ha incorporado en su última colección de mobiliario para utilizar en el exterior. Sus taburetes de la colección InOut 44, en los que además se sirve del punteado de los topos y del contraste de las rayas, se convierten en la mejor muestra de Gervasoni para el verano.

Diseños de Paula Navone | D.R

Con la misma idea transgresora y sin perder un ápice de nostalgia, la silla Neo Laminati creada por el studio neoyorquino de Kelly Behun se suma a esta tendencia con una idea sencilla, pero muy lograda, en la que la presencia del color tan solo tiene cabida en un recoveco escondido en la parte baja de este asiento y las rayas en blanco y negro dominan el resto del diseño. De la misma colección son un banco con respaldo amarillo y una silla con adornos marroquíes.

La silla Neo Laminati creada por el studio neoyorquino de Kelly Behun. | D.R.

 

Igual de poderoso y llamativo es la alfombra modelo Colage de Nani Marquina en la que esta experta en tejidos para la casa traslada del lienzo al suelo un sencillo y sobrio diseño en blanco y negro de Tapies. Dado su espectacular acabado, es un modelo que permite también utilizarlo como un tapiz y colgarlo de la pared. La elección solo es tuya.

Alfombra de Nani Marquina | D.R.

 

© Camper

Shoelaces: la nueva pieza de diseño de Camper que querrás tener en tu casa

Son las lámparas más diferentes, únicas y coloridas de Camper que necesita tu hogar.

Woman.es

Oliva Iluminación presenta la colección Shoelaces, diseñada por Metalarte y Curro Claret, que nace de la colaboración de Camper y las fundaciones Arrels de Barcelona y San Martín de Porres en Madrid.

Una idea que presenta piezas únicas, diferentes y coloridas, ya que se trata de cinco modelos de lámparas de techo y dos de sobremesa.

Este proyecto surge por la implicación del diseñador Curro Claret en iniciativas de apoyo a colectivos marginados, y que poco después de su primera colección, llamó la atención de Camper. La firma le propuso decorar y construir una de sus tiendas en Barcelona, donde destacó la utilización de cordones de zapatos (Shoelaces).

La nueva colección es perfecta para aquellos amantes de la decoración e iluminación, ya que las formas y colores de las lámparas hacen especial cualquier lugar.