woman | El lujo de ser mujer

Facebook España, las oficinas en las que desearás trabajar (y los lunes duelen menos)

Araceli Ocaña | Woman.es

Lunes. Duele. Lo sabemos. Pero quizá sea un poco más llevadero si te abstraes un rato jugando a la consola, tomando un snack en una cocina con isla de madera o echándote un rato en una sala silenciosa. Y no, precisamente todo esto no es un sueño o, al menos, forma parte de la realidad, y no es en San Francisco (cuna de las oficinas 'cuquis') sino en pleno Paseo de la Castellana, en Madrid.

Son las oficinas de Facebook España, recién estrenadas, en las que los empleados no solo pueden disfrutar de los mencionados y otros servicios por el estilo (¿te apetece desconectar en su sillón de masajes?) sino que además son funcionales y con una estética de impacto.

Las obras de diferentes artistas urbanos locales ponen el toque de color, y ya en la entrada se encuentra una pintura que representa un muro de ladrillo, en referencia al lema de la compañía: "Haciendo del mundo un lugar más abierto y conectado, esto sólo es el 1%". Después, en esa misma planta baja, se encuentra un espacio para todo tipo de eventos relacionados con la innovación, que puede conectarse (o no) con la cocina y cuyo suelo de hormigón homenajea a las típicas terrazas madrileñas.

Ya en la planta alta, un espacio diáfano para mantener ese mensaje de cultura abierta y transparente de la compañía, es donde se localizan las modernísimas salas de reuniones y conferencias (que permiten reuniones incluso trasoceánicas fácilmente), algunos carteles motivacionales, los espacios de trabajo y también el área de ocio. Todo ello, con más guiños a la cultura local, como una mesa con azulejos típicos de Madrid o nombres para las salas elegidos por los trabajadores: ¿nos vemos en la sala Espinete y Don Pimpón o en la Naranjito? 

Ver 9 fotos

 

D.R.

Decoración navideña: apuesta por nuevas ideas

Aparte del tradicional abeto repleto de adornos, te proponemos cuatro ideas para que decores tu casa con los artículos de siempre, pero aportando una nueva vision a la decoración.

Goito Paradelo |Woman.es

Bolas y guirnaldas: son el objeto decorativo por excelencia, pero si en vez de colgarlas del árbol las distribuyes por los techos de tu casa y las dejas sobre el mobiliario de las habitaciones, como alacenas y cómodas, aportan un nuevo valor al aspecto festivo de la casa. También puedes formar grupos de bolas en tonos parecidos y repartirlas por rincones como escaleras, estanterías o dejarlas sobre la repisa de la chimenea. Ikea y Zara Home tienen modelos en cristal tallado, de acabado metálico y en materiales naturales de espectaculares diseños.

Velas, candelabros y palmatorias: haz pequeños grupos de velas en los mismos tonos y rellena el hogar de la chimenea. Parecerá que tienes el fuego encendido y se creará un ambiente acogedor e íntimo. Lo mismo sucede si reúnes candelabros de diferentes tamaños sobre una mesa. Lo importante es conseguir un foco de atención lumínico con una luz clara y suave. Baratas y de infinidad de colores y tamaños, encuentras velas en Habitat y Tyger.

Coronas y adornos para las puertas: las versiones son infinitas, pero hay que sorprender a todo aquel que llame a nuestra puerta y desechar las que utilizábamos con piñas y materiales naturales. Los modelos realizados con peluche consiguen un punto divertido, al igual que las que están acabadas con pelotas de tenis, con los corchos de las botellas, las pinzas de la ropa o con los adornos reservados para propio el árbol.

Vajilla, cristalería y cubertería: mezcla copas, vasos, platos y bandejas de diferentes juegos o colecciones. La mesa engamada PUEDE RESULTAR aburrida y demasiado sobria. La mezcla de materiales, acabados y texturas convierte tu mesa en un muestrario de colorido y originalidad propio de estas fiestas. El momento circense, con la presencia de las rayas de los bastones de caramelo y las de la carpa que cubre el escenario incorpora un toque divertido a tus comidas y cenas familiares. Habitat, La Oca y Mimub han creado para estas fechas colecciones especiales.

La selección de productos se hace con un claro criterio "que sean productos con alma. Lanzamos más de 2000 referencias al año, así que hay cabida para todo tipo de desarrollos, desde el más conceptual, que son los retos de diseño que más nos gustan, hasta el packaging"   | D.R.

Really Nice things, nuevo concepto deco

Un año después de abrir tienda física en el barrio de moda valenciano, El Carmen, Really Nice Things se prepara para conquistar el resto del mundo... y parece que lo van a conseguir.

Olga Tamarit | Woman.es

"Muebles, accesorios y textiles de diseño, a precios razonables, Made in Spain" bajo esta premisa nace Really Nice Things, en 2006. En sus inicios su distribución se ciñó al mundo on-line pero el año pasado se animaron a abrir su primera tienda, con formato pop up, en el valenciano barrio de El Carmen. 

Hablamos con su fundador, Andrés Gramage, sobre el presente y futuro de la firma.

¿Quiénes forman "Really Nice Things”?
Really Nice Things la formamos Andrés, Mario, María, Lorena, Soriano, Vicente, Christian, ... A nosotros nos gusta pensar que somos una pequeña familia que comparte su pasión por el diseño. Aunque tenemos unos perfiles muy variados, nos sentimos en el mismo barco más allá de un proyecto empresarial. Queremos divertirnos con lo que hacemos, y creo que esto se nota no sólo en los productos que tenemos y diseñamos, sino en la forma de comunicarlo.

¿Cuál es vuestra filosofía?
Queremos cumplir al máximo con 3 premisas: disfrutar y vivir con pasión lo que hacemos + 100% Made in Spain (incluido reducir la huella ecológica) + apostar por "Only Really Nice Things". Queremos mantenernos fieles a ese criterio, que parece obvio pero es muy fácil perder ese norte; nosotros hacemos un esfuerzo por no desviarnos de este espíritu. 

¿Qué objetivos tenéis?
Nuestro próximo reto comercial es la internacionalización ¡Nada menos! Pensamos que aportamos un valor añadido al mercado internacional, que existe espacio para nuestras propuestas. Y en cuanto al sector de home and living, asegurarnos que Really Nice Things es una marca generadora de experiencia de compra felices.

¿De dónde sacáis la inspiración?
¡Difícil pregunta! En realidad, todo lo que nos rodea. Nos gusta mirar a nuestro alrededor con mente abierta, redescubrir con el enfoque del pensamiento divergente. Tanto en nuestro entorno más próximo como en nuestros viajes. Y cuando no podemos viajar, sin duda la red es una ventana genial para viajar alrededor del mundo.

¿Cómo hacéis la selección de productos?
Tendencias, evolución de colecciones ya existentes,…y sobre todo productos con alma. Lanzamos más de 2000 referencias al año, así que hay cabida para todo tipo de desarrollos, desde el más conceptual, que son los retos de diseño que más nos gustan, hasta el packaging.

¿Cuál es el top de ventas?
La ordenación es una categoría que siempre nos ha dado muy buenos resultados...

 

D.R.

El mundo de los minerales, tendencia cool

Nuevas texturas, formas y colores se incorporan a nuestro hogar. 

Goito Paradelo |Woman.es

La creatividad en el mundo de la decoración no conoce límites, sobre todo cuando se trata de incorporar a los ambientes de nuestras viviendas las texturas, formas y colores que aparecen de forma natural en la naturaleza. En un alarde por conseguir superarse a sí mismos, diseñadores como Gregoire de Lafforets, Jonathan Adler o Marc Phillips se han rendido a la textura, frialdad y turbadora presencia de las rocas metamórficas como el mármol o la cuarcita, creando una nueva tendencia que se adueña de la alta decoración.

Mobiliario, complementos, lámparas y textiles viven una desatada euforia por incorporar la aparente robusted de estas rocas a los ambientes preferidos de nuestras casas para conseguir una mayor simbiosis con la naturaleza. Sorprende, por ejemplo, el excelente trabajo conseguido con el papel pintado de la colección Quartz Block de Tektura, las telas para cortinas o para cubrir paredes de la línea Strata Study de Apparatus realizada para la firma Zax and Fox o la alfombra Topo de Marc Phillips. Las vetas y las caracterísitcas de color en estas formaciones cristalinas también aparecen repletas de cromatismo en la colección Minerales de la productora de luminarias hechas a mano de Rothschild and Bickers y en los platos de la línea Malakita del norteamericano Jonathan Adler.

El mobiliario tampoco se escapa a esta nueva corriente, pero los grandes sobres de mármol que hasta ahora cubrían las mesas de nuestro comedor, dejan paso a nuevas propuesta para los contenedores de la cocina, como la línea de Peter Dieterich para Dimodis o la Chaise longue Opper de Gregoire de Lafforet.