woman | El lujo de ser mujer

GTRES

Loquillo: "Quien no hace las cosas a la edad que toca, hace el ridículo"

Aprovechamos que el cantante es el embajador del nuevo smartphone LG G6 para charlar sobre moda, estilo, poesía y redes sociales.

Olga Tamarit | Woman.es

Quince minutos no dan para mucho. No dan para hablar del Easo Aizkorri, el club de baloncesto que patrocina desde 2013 reconvertido ahora en el Easo Aizkorri Loquillo. Tampoco dan para hablar de su último trabajo, publicado bajo el sello Warner, ‘Viento del Este’. Ni sobre su primera vez sobre el Teatro Real de Madrid, donde ofrecerá un concierto imprescindible el próximo 4 de Mayo. Y la realidad es que en circunstancias normales quince minutos pasarían sin pena ni gloria en compañía de cualquiera. Pero estamos con Jose María Sanz, Loquillo (Barcelona, 1960) y parece que el tiempo se estira o se congela a su lado. Es la conclusión que se saca al pasar lista de las cosas de las que sí charla. Tecnología, redes sociales, moda, éxito, estilo, poesía, ética, felicidad. La vida.

Distante, educado y asertivo, no se pierde en medias tintas. Ha venido a Madrid a presentar el último modelo de LG, el G6, un 'smartphone' rupturista con una pantalla de 5,7 pulgadas, resolución QHD+ y sistema HDR Dolby Vision TM. La cita es en el Teatro Real y nos encontramos dando vueltas por la plaza de Ópera. Me pregunta educadamente si he desayunado y yo le confieso que una torrija. “Parecemos dos turistas” me dice. “En busca de una oportunidad”, matiza.

¿Qué relación tienes con la tecnología en este mundo hiperconectado?

Soy un hombre de 56 años que hace todo lo posible por adaptarse al nuevo mundo viniendo del viejo. Por adaptarlo a mi trabajo y aprovechar todo lo que te puede ayudar a ser mejor. Y a veces cuesta.

¿Tienes alguna aplicación descargada en tu smartphone?

No suelo ser muy pesado con las redes sociales, pero creo que en un año será más rentable y más fácil comunicarme con mi público por Facebook o Twitter que hacer una campaña de promoción como se hacía hasta ahora. De hecho, creo que es mucho más seguro y más fácil llegar al público por estas vías que con las antiguas formas de promoción.

¿Cómo ha sido la evolución con tu público desde que existe internet?

A mitad de los 90 dejamos de sonar en las emisoras de radio. Las televisiones dejaron de hacernos caso. Lo que mantuvo vivo al artista fue la red. Y no solamente nos mantuvo vivos, sino que amplió nuestro espectro fuera de las fronteras. Yo lo entendí y me puse a trabajar en este sentido para sacar el mayor partido a los nuevos tiempos. Me planté en la primera década de este siglo por delante de todos. Yo no dependo de que una canción suene más o menos en la radio, mi red es suficientemente amplia para que mi música llegue a mi público.

Y ahora una confesión; creo que eres uno de los artistas con más estilo del panorama nacional.

Ética y estética tienen que ir a la par. Yo crecí en los setenta, donde la estética del rock estaba mal vista en España. El hecho de crecer, de madurar, cumplir años... no hay nada más patético que un artista de rock intentando aparentar lo que no es. Es como quien lleva un tatuaje sin saber qué significa. Yo llevo muchos tatuajes, pero los llevo tapados porque significan algo para mí. La elegancia es lo mismo, adaptar tu edad a tu comportamiento. Quien no hace las cosas a la edad que toca, hace el ridículo. Por otro lado, y esto ya es banalidad personal, creo que tengo la percha suficiente como para poder lucirme. Así que sí, digamos que tienes razón.

¿Qué opinión te merece la moda?

Es muy importante. Ahora no hay sastres, antes había modistas y sastres y te hacías tus trajes como querías, pero ahora hay un pensamiento único, una uniformidad y la moda no es uniformidad, la moda es carácter. Hay que saber adaptar tu sentido de la moda a tu estética.

Tu estilo no ha variado mucho desde que empezaste.

No. En mi caso he elegido trabajar un solo personaje. Siempre he tenido muy claro quien era ese personaje. Evidentemente lo he ido trabajando durante mucho tiempo y sacándole el máximo partido. Es una labor que lleva años y he tenido suerte, porque he podido mejorarlo.

Y después de tantos años, ¿consigues no llevarte a casa el personaje?

Cuando me preguntan esto siempre digo; ‘si quieres ver al auténtico Loquillo, lo verás en el escenario’, cuando baja está interpretando un personaje. Ahora estoy interpretando un personaje. Vivo con él.

¿Y qué tal te cae?

No me cae mal. Me gusta estar en el escenario, en la tesitura de crear. Soy un tío acostumbrado a vivir en la guerra, la paz me parece muy aburrida. Tengo que estar continuamente en movimiento, de lo contrario estaría muerto.

¿Nunca te relajas?

Trabajar es mi manera de relajarme. Tengo un oficio maravilloso, aprendo cada día cosas nuevas. No entiendo a los artistas a los que le abruma el éxito o se sienten presionados porque cualquiera pagaría por estar en una situación como la nuestra.

Pero también hay un proceso de gestionar este éxito que quizá no esté al alcance de todos…

Cierto. De hecho últimamente estoy dando charlas sobre cómo hacerlo. Tengo una marca que lleva 40 años funcionando y también la mejor banda de rock del país.

¿Y qué cuentas en estas charlas?

Eso es un secreto profesional (risas)

Sueles citar a poetas cuando te entrevistan, ¿qué importancia tiene para ti la poesía?

Llevo desde el año 94 trabajando con Alonso Peña en un proyecto de poesía contemporánea. Hemos hecho un poemario de Luís Alberto de Cuenca y ahora estamos trabajando en la obra de Julio Martínez Mesanza que ha escrito, a mi entender, el poemario más importante de los últimos años en España, llamado ‘Europa’. Ahora estamos intentado llevar un poemario completo al lenguaje actual. Ese tipo de proyectos son parte fundamenta de lo que hago. Leí hace poco que la poesía era el nuevo Rock & Roll y estoy encantado que las nuevas generaciones se den cuenta de esto. La poesía es la ecología de la literatura, el lugar que permanece todavía virgen, el lugar donde es aún posible investigar.

Por último, leí en otra entrevista tuya que te quejabas de que nadie te preguntase si eras feliz. Así que allá va ¿Eres feliz?

Sí. Sería un imbécil si dijera que no.

Iker Casillas con su camiseta personalizada.  | INSTAGRAM

La camiseta de Iker Casillas que triunfa en la red

Sara Carbonero comparte en su cuenta de Instagram una foto de Iker con una camiseta personalizada con el nombre de sus hijos que cuesta 38 euros. 

NATALIA HERMOSÍN|WOMAN.ES

Todo lo que Sara Cabonero publica en sus redes sociales se convierte en tendencia. Esa es una realidad que ha quedado clara desde hace tiempo y ahora, vuelve a hacerlo. Esta vez no es ella la portadora de la prenda en cuestión sino que es su pareja, Iker Casillas. Aunque el futbolista no es muy dado a la moda (no hay más que echar un vistazo a su perfil de Instagram), se deja aconsejar por su mujer, que para eso se ha ganado el título de 'it girl'. 

La periodista ha compartido una foto en su Stories de Instagram en la que aparece el torso de Iker con una camiseta negra con una inscripción bordada en la que se puede leer: "Martin and Lucas' dad". Ambos están orgullosos de la familia que han creado y es frecuente ver demostraciones de cariño hacia sus hijos en esta red social. 

La camiseta en cuestión es de La señorita Babies & moms, una marca española creada por una madre, Macarena, en 2008 cuando estaba embaraza de su hijo. Su filosofía se basa en hacer prendas especiales y únicas tanto para los pequeños como para sus madres. "Quiero hacer cosas únicas, diferentes y personalizadas, que con solo una mirada se reconozca que la prenda es de La Señorita. Quiero que los niños vayan a juego con papá y mamá porque recuerdo que de pequeña a mi me encantaba ir vestida igual que mi madre", explican en la firma. En esta ocasión, se trata de una camiseta de algodón personalizada que cuesta 38 euros

No sabemos si habrá sido un regalo de Sara Carbonero por el Día del Padre, pero lo que es seguro es que más de uno copiará esta idea para sorprender a papá el año que viene. 

Amanda Seyfried  luciendo embarazo el 1 de marzo en Los Ángeles.  | GTRES

Amanda Seyfried ha dado a luz a una niña

La actriz ha sido madre por primera vez de una niña de que la que aún no se conoce el nombre.

Woman.es

A sus 31 años, la actriz Amanda Seyfried ha sido madre por primera vez de una niña, según ha dado a conocer el portal Daily Mail. La actriz hizo pública la noticia de su embarazo el pasado mes de noviembre y desde entonces se ha dejado ver en numerosos actos en los que se ha podido apreciar cómo cambiaba su figura. 

 

 

#TheLastWord with @annjewellee

Una publicación compartida de Amanda Seyfried (@mingey) el

Junto a ella, el padre de la niña, el también actor Thomas Sadoski, ha vivido este embarazo ante las cámaras. La pareja, que se casó en secreto hace apenas unos días, se conoció durante el rodaje de la película 'The Last Word' y desde entonces no se ha separado. Por el momento, ninguno de los dos se ha pronunciado sobre el nombre de su hija (tampoco sobre el nacimiento). 

 

Voted and it feels so right #imwithher

Una publicación compartida de Amanda Seyfried (@mingey) el

 

Macarena Gómez ha elegido un vestido de piel de Teresa Helbig.  | GTRES

Macarena Gómez: "Nunca he sentido la necesidad de ser feminista"

La actriz más carismática del cine español protagoniza Pieles, la película más singular del Festival de Málaga.

Paka Díaz | Woman.es

Llena el espacio con una mirada inolvidable. Pero es mucho más que esos ojos poderosos de los que el director Eduardo Casanova precisamente decidió privarle en la película ‘Pieles’, con la que compiten en la sección oficial del Festival de Málaga. En este singular filme Macarena Gómez interpreta a Laura que nació sin ojos y se gana la vida como prostituta. Uno de los personajes con malformaciones que pueblan esta película única que la actriz define como “muy tierna”, pura emoción. Con una ternura que comparte su personaje, del que se reconoce enamorada. En la animada terraza del hotel AC Málaga Palacio, Gómez guiña los ojos para responder a las preguntas durante nuestra entrevista. Le pregunto si le molesta el sol o si es por recordar a su papel en ‘Pieles’. Sonríe. “No, que va, lo hago siempre porque así me concentro. Es que si veo tanto lío y a tanta gente, en seguida me despisto”, contesta la actriz. Tras varios días de entrevistas, ella es un soplo de aire fresco. Carismática y con un fuerte carácter, no parece estar reñido nada de ello con una presencia muy agradable y educada. Da gusto hablar con ella. Responde a todo, piensa deprisa, mira con intensidad y se ríe mucho. Le pregunto si es feliz y responde un sí rotundo. Quizá porque, como ella dice, no tiene miedo de nada, ni de hablar, ni de arriesgarse.

¿Qué es lo que más te gusta de Laura ‘la niña sin ojos’, tu personaje en Pieles?

Pues aunque te vaya a sorprender, lo que más me gusta es su ternura. Normalmente me ofrecen personajes en conflicto y con muchas aristas, pero este personaje está lleno de ternura. Me enamoré de él nada más leer el guión y luego viendo la película me ha llegado al corazón. Espero que a todo el mundo le ocurra igual.

Pieles es una película bastante arriesgada. ¿Cómo convencerías a un indeciso para que se animara a ir a verla?

Pues la verdad es que yo no la veo nada arriesgada así que les diría eso lo primero. Si alguien piensa que va a ser desagradable o incluso obscena, que se lo quite de la cabeza. Con Pieles Eduardo Casanova ha creado un universo único. Es verdad que está habitado por personas que tienen malformaciones. Sin embargo, precisamente gracias al trabajo de Eduardo, cuando ves la película dejas de ver esas malformaciones. Aunque es cierto que aparece un personaje que tiene un ano como boca, les diría que a los diez segundos dejas de ver ese ano. No te fijas porque te importan más otras cosas que tienen que ver con las emociones que despierta en ti la película. Animaos a ir, no os arrepentiréis.

¿Es Eduardo Casanova el nuevo Pedro Almódovar?

No creo que Eduardo Casanova sea el nuevo Pedro Almódovar, ni el nuevo nada. Eduardo es un artista joven y único, quizá por eso lo están comparando tanto con grandes directores… Pero él es él y punto. La forma en la que consigue crear universos que son especiales, tan peculiares y tan suyos es asombrosa. Para mi es un genio.

Los amantes del terror te adoramos. ¿Eres consciente de que eres una musa friki?

(Risas) ¡Sí, lo se! No, no es verdad, no soy nada consciente de ser musa de nada pero sí que siento el amor de los frikis del terror. Cuando he estado con Pieles en la Berlinale, venían fans de Dagon para pedirme un autógrafo. ¡Son los más fieles!

¿A ti te gusta el género de terror?

Sí, te voy a contar una cosa que la gente no se puede creer pero que es exactamente así. Cuando vi ET de pequeña me dio tanto miedo que no volví a ver nada de cine de terror hasta los 20 o 21 años, cuando vi Los sin nombre y me enamoré de esa película. Pensé, ‘¿pero qué me estoy perdiendo?’ Desde entonces soy muy fan del género.

Las mejores críticas que leí de tu personaje en Musarañas, por el que estuviste nominada a los Goya, fueron en una revista norteamericana y te comparaban con Bette Davis….

(Risas) ¡¡Siiiiii!! Es cierto. No se por qué me comparan con ella, o sí lo sé, por la intensidad de la mirada, las dos la tenemos muy fuerte. Y creo que también porque las dos arriesgamos mucho con nuestra elección de personajes en cada película. Sin miedo. ¿Qué te voy a decir? Me sentí muy feliz cuando lo leí, porque mi padre siempre me decía desde chica que me parecía a ella y a mi, claro, me encantaba.

Del 1 al 10, ¿cuánto eres de feminista?

No me considero muy feminista, la verdad. No se, quizá es porque  nunca he vivido el machismo en mi entorno. Nunca he sentido la necesidad de ser feminista. Además en realidad me encanta que me abran la puerta, que me regalen cosas y ese tipo de cosas… Que sean caballerosos y muy educados conmigo.

¿Qué es lo más romántico que te ha pasado?

Lo más… ¡Es que es muy personal!

Bueno, lo segundo o tercero más romántico que te ha pasado…

Pues la verdad es que pese a todo lo que te he dicho de la caballerosidad, cuando era pequeña, con 17 años o así, un chico me regaló flores y me enfadé con él. Le dije que quién se creía para regalarme flores (risas). Sin embargo, ahora me encanta. Quizá eso sea de lo más romántico… De lo que puedo contar. 

Macarena, confiesa: ¿Cuál es tu conexión con la familia real monaguesca?

(Risas) ¡Nunca vais a dejar de preguntarme por eso! Pues la verdad es que la conexión era mi marido, que es amigo de Andrea y de Tatiana. Y yo me llevo también muy bien con ellos porque tengo una habilidad especial para llevarme bien con los amigos de mi marido y también con los amigos de mis amigos. Suelo llevarme bien con la gente.

¿Cómo vives la alfombra roja en los estrenos?

Cada alfombra roja la vivo pensado que soy una actriz que está interpretando un papel. Eso hace que me divierta más y que piense en qué me voy a poner o cómo me voy a maquillar y a peinar como si lo fuera a hacer mi personaje. Pero, además para mí es una cuestión de respeto. Se que en el paseíllo van a estar los espectadores, que quieren soñar con lo que ven, y la gente de los medios que están trabajando y que te van a preguntar qué llevas y ese tipo de cosas. Si no quieres entrar en esto, me parece fenomenal, pero entonces no hagas la alfombra roja. Si la haces, respeta a los periodistas y sigue el juego.

Da la impresión de que lo pasas muy bien como actriz…

Disfruto muchísimo de este trabajo, como una niña pequeña. Aunque luego rondando soy muy seria. Me lo dice siempre la gente del equipo. En La que se avecina flipaban con lo seria que me ponía. Pero siempre respondo lo mismo, es una cuestión de respeto. En los rodajes hay mucho dinero en juego y el trabajo de mucha gente, así que tienes que respetar eso y hacer tu parte con toda seriedad. Luego, cuando acabo, me gusta mucho divertirme y disfrutar.

¿Nos regalas un consejo de belleza?

Pues yo trabajo con Sensilis y te digo que sus productos son recomendables de verdad. ¡Muy buenos! Mira (llama a una amiga), en mi bolso siempre llevo Skin Delight, una hidratante que uso muchas veces al día [además es iluminadora, revitalizante y lleva SPF15]. Pero además, recomiendo muchísimo hacerse el factor de crecimiento, un tratamiento en el que te inyectan tu propio plasma enriquecido y que te deja la piel increíble, muy suave e hidratada. Pruébalo, es una pasada.

¿Puedes contarnos tus próximos proyectos?

Pues me llamaron para rodar una película en Escocia que se estrenará en breve, creo. Me encanta rodar fuera, te muestra cómo hacer las cosas de otra forma y aprendes mucho. Y tengo varias películas más pendientes de estreno, como Nadie muere en Ambrosía, otro personaje de esos extraños y surrealistas que tanto me gustan…