woman | El lujo de ser mujer

GETTY

Chrissy Teigen: "La depresión posparto no discrimina a nadie"

La modelo ha hablado sin tapujos sobre cómo afrontó el nacimiento de su primera hija.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Si por algo se caracteriza Chrissy Teigen es por no tener miedo a compartir en público algunas de sus experiencias más íntimas. Por ello, y para hacer pública una realidad a la que se enfrentan millones de mujeres, la modelo ha explicado en una carta para la revista Glamour cómo lidió con la depresión posparto tras el nacimiento de su hija Luna, el 14 de abril de 2016.

Glamour

"No tenía apetito, podía pasar hasta dos días sin probar bocado"

“Me noté mucho más cortante. Por ejemplo, si estaba en mi camerino arreglándome y de pronto alguien me preguntaba si sabía la letra de una canción yo podía perder el control. O me preguntaban si me gustaba un accesorio para mi atuendo y simplemente respondía: 'Lo que tú quieras. No me importa'. Y de pronto se me llenaban los ojos de lágrimas y me ponía a llorar”, explica en esta impactante y valiente carta.

“Levantarme de la cama para llegar a tiempo al trabajo era realmente costoso. Me dolía la espalda baja, mis hombros, incluso las muñecas. No tenía apetito, podía pasar hasta dos días sin probar bocado. Y eso que para mí la comida es lo más importante”, relata.

Una situación emocional insostenible

Aunque Chrissy hacía todo lo posible por mejorar, su estado anímico y físico empeoraba cada vez más: "Pensaba que era porque estaba muy cansada o que me estaba haciendo mayor. Cuando no estaba rodando estaba en casa y nunca salía. Ni siquiera para dar un pequeño paseo. Me mantenía a oscuras con las cortinas cerradas. Me pasaba la mayoría de los días recostada en el mismo sofá. A veces no tenía fuerzas para subir a la habitación y John se quedaba a dormir junto a mí en el sofá, a veces hasta cuatro días seguidos. Solo usaba batas y ropa cómoda. También me daba por llorar sin razón aparente en cualquier momento”, confiesa.

GETTY

Su marido, su mejor apoyo

Fue entonces cuando Chrissy decidió ir al médico y le diagnosticaron depresión posparto y ansiedad. "John fue paciente, amoroso e intentaba comprender todo lo que me pasaba. Estoy muy agradecida con toda la gente que me apoyó en esos momentos. Él ha sido increíble los últimos nueve meses. Está pendiente de que tome mi medicina y acepta ver 'realities' horribles conmigo. Es gracioso e intenta hacer cosas que sabe que me harán sonreír. Sé que algunas veces tiene ganas de decirme ‘por favor, supéralo ya’, pero nunca lo hace. Él quiere verme feliz y con energías. Pero no me presiona por volverme a verme así. Sabe que es difícil”.

 

Laughter phrase of the day

Una publicación compartida de chrissy teigen (@chrissyteigen) el

 Quiere ayudar a otras mujeres con su testimonio

El motivo de que Chissy haya compartido su experiencia es para normalizar una fase que pasan muchas madres: "No pretendo parecer una sabelotodo, porque a cada quien le afecta de manera distinta, pero lo que sí puedo decir es que compartirlo me ha ayudado a superarlo. La depresión posparto no discrimina. No la puedes controlar. Y te sientes culpable y mal. Por eso es difícil comenzar a hablar de ello".

GETTY

Jackie Kennedy: el legado de un mito

Una película ha devuelto la figura de Jacqueline Kennedy a la actualidad. Repasamos las claves de un estilo que ha hecho historia.

Carmen Melgar | Woman.es

Su sueño duró poco más de mil días, pero será recordado in eternum. Jacqueline Lee Kennedy pisó la Casa Blanca convertida en Primera Dama el 20 de enero de 1961, y su Camelot particular terminó a balazos el 22 de noviembre del 63. Entre medias, miles de prendas, sombreros, guantes y zapatos que no solo dieron nombre a un estilo; crearon toda una leyenda. En su cruzada particular hacia el cénit de la elegancia la ayudaron el diseñador Oleg Cassini, que ideó para ella en esa época más de 300 vestidos, la editora Diana Vreeland y Halston, artífice de sus célebres sombreros pillbox.

GETTY

Tenía 31 años cuando llegó a la residencia presidencial y cuidó al detalle su apariencia cada día de su vida en Washington, desde su peinado bouffant –obra del peluquero neoyorquino de referencia Kenneth Battelle– hasta la altura de sus zapatos. Cuenta de ello dieron 17 cartas que se subastaron en noviembre de 2013, parte de la correspondencia entre Jackie y Marita O'Connor, su personal shopper en los almacenes Bergdorf Goodman, en las que relata con exactitud (dibujos incluidos) sus preferencias y necesidades para aderezar el conjunto de Cassini que vestiría en el día inaugural de la administración de Kennedy, época durante la cual se invadió Bahía de Cochinos, se desató la crisis de los misiles de Cuba y se construyó el Muro de Berlín, pero también hizo soñar a la sociedad americana con el estilo de vida perfecto, elegante y sofisticado que promovían sus líderes, lo más parecido a una realeza, pero sin corona.

GETTY

Ella no la necesitaba. Explotó con clase el lugar que le deparaba la Historia, y sin necesidad de sangre azul, solo por méritos propios, se metió en el bolsillo a millones de mujeres, se convirtió en icono pop por obra y gracia de Andy Warhol y consiguió ser una de las mujeres más fotografiadas del siglo XX... Y sin redes sociales. Ahora el mito revive, si es que alguna vez murió, en nuestras pantallas con "Jackie". Natalie Portman se mete en su piel con una fiel reproducción de gestos y actitudes, pero también vistiendo su inconfundible look. Desde los trajes de Chez Ninon, el establecimiento de Park Avenue responsable del célebre traje rosa que llevó en Dallas, hasta los vestidos de noche de Cassini. Años después llegaría Onassis y un nuevo estilo. Los pillbox dejarían paso a los pañuelos anudados a la cabeza, la línea A de sus vestidos a las túnicas estampadas, los bolsos de mano a los shoulder bag de Gucci, los abrigos de Ben Zuckerman a los trench entallados... Pero esa es otra historia, otra Jackie.

GETTY

 

Gregory Harris para Christian Dior Couture

Haley Bennett: "Siempre me he sentido una especie de patito feo"

La nueva sensación del cine viene de Ohio, vive en Nueva York, alejada de los focos de Hollywood, y le encanta vestirse de Dior. 

Carmen Melgar | Woman.es

Empática y curiosa. Así se define Haley Bennett, la actriz estadounidense que gracias a éxitos como “Los siete magníficos” o “La chica del tren” se ha convertido en la gran revelación y posa para Dior.

¿Qué representa para ti la casa Dior?

Cuando pienso en Dior pienso en elegancia, atemporalidad y un allure que es imposible de describir. Es Dior. No necesita descripción.

Estuviste en el show de Palacio de Blenheim, en Inglaterra. ¿Qué te pareció la colección crucero?

El ambiente del desfile me aceleró el corazón. Hizo que me ruborizase. El Palacio de Blenheim es épico y es tan suntuoso y romántico como sus preciosos jardines. Su historia habla desde sus intrincados muros. Eso se reflejó en la colección. El pasado fue un invitado muy importante.

¿Qué ves en esta colección del espíritu de Dior?

Hay una vibración de espíritu libre. La colección es lujosa y fácil de llevar. Hace un guiño al pasado pero se mantiene moderna y fresca.

Gregory Harris para Christian Dior Couture

¿Cómo te sentiste al vestirla para estas fotos?

Me considero muy afortunada de llevar estos diseños. Dior saca lo mejor de mí. Fue un regalo ser la primera mujer en vestir la colección directamente desde el desfile para la portada de la revista de Dior. Un sueño. Y luego repetí para una sesión de fotos en Nueva York.

¿Te reconoces en la estética de esta colección?

Me identifico con un camaleón. Como actriz, tengo que experimentar este tipo de transformaciones. A pesar de que me reconozco, es un personaje. Es una mujer misteriosa y un poco atrevida.

¿Qué look te gusta más y por qué?

Me gusta la libertad de la colección. Los vestidos son fluidos, tienen movimiento. Y los detalles brillantes que crecen como vides en el colorido tejido.

¿Cuál es tu visión de la mujer Dior?

La mujer Dior es poderosa y magnética; sabe quién es y lo lleva bien.

Esta sesión de fotos se hizo en Nueva York, donde vives. ¿Qué es tan especial de esta ciudad?

Nueva York me ha descubierto un mundo del que yo no tenía conocimiento, porque vengo de una pequeña ciudad en Ohio. No hay sitios tan grandes para encontrarte a ti mismo como aquí. Solo salir a la calle es como ir al teatro, con muchos personajes diferentes. Cualquier cosa es posible. Puedes ser una persona casera o salir a buscar multitud de aventuras. Cuando me voy, no puedo esperar a regresar. No he conocido otro sitio igual.

¿Puedes compartir alguna anécdota sobre este shooting? ¿Qué es lo que más te gustó?

Me encanta el aspecto transformador de estas sesiones de moda. Entro en ellos siendo yo misma y los abandono sintiéndome cambiada.

¿Recuerdas tu primera sesión? ¿Cómo fue?

No suelo encontrarme cómoda delante de la cámara. Siempre me he sentido una especie de patito feo. No me identifico en absoluto con ese tipo de mujer atractiva que alguien quiere fotografiar y sacar en revistas.

¿Y cómo te enfrentas ahora a la cámara?

Sentirte a gusto no es algo que ocurra de la noche a la mañana. Te lleva años acostumbrarte. Todavía me resulta difícil. Vestirte con esas prendas maravillosas, que todos los ojos estén puestos en ti y cómo haces que parezca la ropa... Por suerte, creo que estar detrás de la cámara en los rodajes me ha ayudado bastante en estas circunstancias. Me muevo más libremente, hago algunas bromas e intento no poner tanta presión sobre mí ni sobre mi apariencia.

¿Qué significa la palabra moda para ti?

Puede ser una clave para una persona diferente, sobre todo en el cine. Básicamente, la moda para mí es una manera de expresarte, una forma de arte que llevas puesta encima.

¿Cuál es tu visión de la mujer francesa? ¿Qué tiene de diferente de la estadounidense?

Las francesas me resultan fascinantes y espontáneas. Siento que las francesas realmente disfrutan de la vida. Las mujeres norteamericanas pueden compartir estas cualidades, pero a lo mejor no es algo tan común o con el mismo alcance. Me gusta adoptar el estilo de vida francés; vivir completamente inmersa en el momento. No pensar en ti o en la ropa, sino llevarla y no dejar que sean las prendas las que te lleven.

Gregory Harris para Christian Dior Couture

¿Eres más de tacones o de zapato plano?

Me he sentido atraída siempre por los stilettos. Me encanta la forma en la que arquean el pie de la mujer. Es sexy... Pero algunas veces doloroso, así que intento llevar zapato plano más frecuentemente que tacones. El estilo de vida neoyorquino de andar a todas partes te obliga a inclinarte hacia el confort.

¿Cuál es tu secreto de belleza?

Me encanta llevar joyería. Te hace brillar. Rojo para los labios y las mejillas color sangre.

¿Qué ítem de moda llevas siempre a tus viajes?

Siempre llevo una sombrerera cuando viajo. No me gusta tomar mucho el sol.

¿Recuerdas tu peor error?

He sido muy experimental con la ropa, y el estilo del pelo y el maquillaje. Me he teñido de rosa y azul. Está bien hacerlo pronto, así sabes qué te va bien y qué no. Pero siempre cometeré errores. Trato de encontrar la belleza en ellos, o al menos me sirven para reírme de mí misma.

Empezaste como cantante y ahora actúas en muchas películas con grandes actores. Cuéntanos un poco...

Bueno, realmente no empecé como cantante sino que he cantado en un puñado de películas. Imagino que es confuso. He tenido oportunidades para hacer música, pero no me siento demasiado cómoda. Canté en la iglesia cuando era pequeña y en un coro en el colegio. Me encanta Broadway. Algunas de mis películas favoritas son musicales.

¿Dónde te imaginas dentro de cinco años?

Espero estar todavía recorriendo este camino: ver más mundo y colaborar con gente que me inspire. Me gustaría hacer cosas inesperadas. Que me asusten. Que me expandan. O quizás haré nuevos descubrimientos que me lleven hacia una dirección diferente. No sé. Algunas cosas están destinadas a ser desconocidas.

¿Cómo eliges tus papeles?

Nunca sé qué me va a inspirar hasta que está justo ahí, todo iluminado, reclamando mi atención. Lo sé cuando no puedo comer, dormir o pensar porque se ha convertido en algo más importante que cualquier otra cosa.

Cuéntanos sobre "La chica del tren". ¿Cómo fue la atmósfera en el set?

Podía ser muy relajado un día y muy intenso el siguiente, dependía de las escenas que se rodasen esa jornada. Me he sentido muy afortunada de tener a toda esa gente alrededor que me hacía reír. De alguna manera, la risa era la clave para mi cordura.

También apareces en "Los siete magníficos" que es una película muy diferente, ¿cómo te preparas antes de cada rodaje?

Bueno, me gusta pasar un tiempo tranquila en el set. Tener música a mano o un buen libro. De hecho, me leí “La chica del tren” en el set de “Los siete magníficos”, antes de saber que iban a adaptarla al cine.

También vas a actuar en la próxima de Warren Beatty, "La excepción a la regla"...

Es una película retro, sobre cómo se hacían las cosas en el antiguo Hollywood. Se centra de una manera cómica en un triángulo amoroso entre una aspirante a actriz, Howard Hughes y uno de sus jóvenes asistentes. Warren Beatty es uno de los grandes. Un buen narrador.

¿Cómo fue actuar con Michael Fassbender y Christian Bale en "Weightless", de Terrence Malick?

Un sueño, la verdad.

¿Cuál es tu tipo de película favorita?

Es imposible resumirlo.

¿Cuál es tu mejor recuerdo sobre el cine?

Cualquier película de Frank Capra. Siempre me ha divertido mirar hacia atrás.

Gregory Harris para Christian Dior Couture

¿Qué iconos del cine te inspiran?

Barbara Stanwyck, Claudette Colbert, Katharine Hepburn, Anna Karina, Jean Arthur y muchas más.

¿Cuál es tu punto fuerte para lograr que tus proyectos sean un éxito?

Trabajar con gente que quieras, y si no los quieres, encontrar la forma de hacerlo.

¿Cómo empleas tu tiempo después de un rodaje?

Después de un largo día en un set, me gusta crear un ambiente relajado. Me daría un baño de burbujas, música relajante y saldría.

¿Qué es lo que te hace seguir adelante cada día?

Bueno, no estoy segura. Empiezo mi día con gratitud, y de ahí para adelante. Hay muchas cosas por las que estar agradecido.

¿Cuál es tu lema?

Hazlo simple. Lo aplico siempre que puedo.

GTRES

Chenoa, más televisiva que nunca

‘Tu cara no me suena todavía’ y ‘Zapeando’ son sus nuevos proyectos en televisión.

Tania Calahorra | Woman.es

Si hay algo por lo que recordaremos 2016 es por el épico reencuentro de la primera edición de ‘Operación Triunfo’. Los tres documentales que emitió TVE dieron mucho de qué hablar, pero fue el concierto en el Palau Sant Jordi el que hizo vibrar a los más nostálgicos y el que nos regaló el momento más comentado: la ¿cobra? de David Bisbal a Chenoa.

Tras el evento, el instante vivido en televisión dio mucho de qué hablar centrando las conversaciones y los debates televisivos. ¿Hubo o no hubo cobra? Todos los espectadores tenían una opinión sobre lo que había pasado o no sobre el escenario. Independientemente de lo sucedido, el momento ha vuelto a situar a Chenoa en el panorama televisivo.

GTRES

La cantante ha sabido rentabilizar el auge del Reencuentro y suma varias colaboraciones en televisión. Cuando el concierto se emitió en la pequeña pantalla, Chenoa ya se encontraba grabando los programas de la nueva edición de Tu cara me suena, el concurso de imitaciones de Antena 3 que cerró sus emisiones el pasado viernes en el que la artista participaba como miembro del jurado. Después, llegó la oportunidad de protagonizar la nueva campaña de Amena en televisión en la que Laura Corradini -verdadero nombre de la cantante- aprovecha el “momento cobra” y juga con las palabras preguntando a la audiencia si “tu compañía te cobra o no te cobra”.

 

Ahora, Chenoa amplia su participación en Atresmedia sumando dos nuevos proyectos televisivos que darán continuidad a su imagen en la pequeña pantalla. La cantante seguirá ejerciendo de jurado en 'Tu cara no me suena todavía', la versión anónima del popular concurso de imitaciones que arranca el próximo viernes 10 de marzo en el que seguirá viéndose las caras con Àngel Llàcer. Además, ampliará su experiencia como colaboradora en el plató de ‘Zapeando'.

El fichaje de Chenoa para el programa de humor de la sobremesa de laSexta se hizo público junto al de Mario Vaquerizo, como las dos grandes incorporaciones del espacio de Globomedia. En este nuevo reto profesional, la artista repetirá su experiencia en un formato de humor como hizo a principios de 2016 en ‘Likes' del canal de Movista+, #0.

Además, la cantante se encuentra sumergida en la gira de su nuevo trabajo discográfico 'Soy Humana' y ya tiene cinco conciertos fijados en el calendario para los próximos meses.

 

Tags:

chenoa