woman | El lujo de ser mujer

GTRES

4 razones por las que Cristiano Ronaldo es el rey de Instagram

El futbolista se ha coronado como rey de Instagram en el último año... con la ayuda de Georgina Rodríguez. 

Woman.es

No solo es uno de los mejores jugadores de fútbol de la historia, sino que además Cristiano Ronaldo es una de las mayores estrellas de Instagram. Según los datos del resumen del año de la red social, durante el 2017 el deportista ha batido varios récords en lo que a 'likes' y 'followers' se refiere.

A continuación, los cuatro motivos por los que Ronaldo es el rey de Instagram. 

1. En el último año se ha convertido en la segunda persona más seguida de Instagram, llegando a los 116 millones de 'followers'. Solo Selena Gomez, diosa indiscutible de la app, le supera en número de seguidores con 130 millones. 

2. Durante el 2017 Cristiano ha sido el famoso que más ha aumentado su número de seguidores, sumando a su lista más de 30 millones de nuevos fans.

3. Tres de sus fotos están en el 'top 10' de imágenes con más 'likes' del año. Las instantáneas familiares que ha compartido en los últimos meses junto a Georgina Rodríguez y sus hijos han conquistado a los usuarios de Instagram, llegando a superar los 11 millones de 'corazoncitos'. Selena Gomez y Beyoncé acompañan al deportista en este ránking con algunas de las imágenes que han marcado el 2017. 

Ver 10 fotos

4. En la categoría de vídeos con más 'me gusta', el delantero del Real Madrid es el máximo ganador con seis de sus publicaciones entre los vídeos que más han gustado en la red social. En este caso, sus entrenamientos de fútbol, sus goles y su impresionante Bugatti son los principales responsables de su éxito. 

 

Kristen Stewart, espectacularmente maquillada por Chanel, su firma de cabecera. | Brent N. Clarke / GTRES

Kristen Stewart, el rostro de una generación

Ex estrella adolescente de “Crepúsculo”, ha sido la única norteamericana en lograr un Premio César, por su vibrante actuación en “Viaje a Sils Maria”. En “Still Alice”, junto a la oscarizada Julianne Moore, la chica mala de Hollywood y turbadora musa de Chanel, también impuso su talento.

Isabelle Girard | Woman.es

 

El ruiseñor canta, el perro ladra, la lluvia moja y Kristen Stewart es deslumbrante de una forma natural. Todo forma parte de un orden inamovible. Por sí sola, es la encarnación de una nueva generación de actrices que cultivan el aire huraño y desafiante de los cowboys fatigados. Una seguridad diabólica, un físico andrógino, un aire irreverente, una belleza paradójica (áspera y femenina), mezclada con un sex appeal incandescente...

En resumen, una cierta idea de glamour moderno que fomenta una refinada “trashitude”. La insumisa de Hollywood con aires de “neo tomboy” repite hasta la saciedad: «Me pongo guantes de boxeo con un “no” escrito debajo». Y eso le da suerte.

Es la primera norteamericana que ha conseguido un César, a mejor actriz secundaria, por “Viaje a Sils Maria”, la última película de Olivier Assayas, que se estrenó recientemente en España.

De los César a los Oscar

Con un vestido Chanel blanco y vaporoso, ella, que es una de las magnéticas musas de la casa de la Rue Cambon, se lanzó al escenario del Teatro du Châtelet con la frente cubierta por un mechón rebelde, para recibir su recompensa, exclamando un «¡Uau!» lapidario seguido de algunas palabras balbuceadas en francés y una declaración de amor dirigida a Juliette Binoche, su compañera en la película. «Eres una de las personas que más quiero en el mundo. Gracias por este premio. Esta noche soy la más feliz», declaró con un fraseo de láser, gélido, preciso, disparado al ritmo de un kaláshnikov, y con esa voz baja que se ha convertido en marca de la casa. Un servicio breve seguido de una pirueta y... ¡alehop! A los bastidores antes de volver a partir hacia una nueva aventura, la de los Oscar, donde apoyó a Julianne Moore, con quien compartió el cartel del film “Still Alice”. Dos papeles curiosamente parecidos. «Dos papeles de soporte», sugiere Kristen. «Me gusta ayudar. No soy una líder sino un apoyo.»

En la película de Assayas, encarnó a la asistente de una estrella en proceso de envejecimiento a la cual sirve de tutora, de compañera, de confidente, de refuerzo. En “Still Alice”, era ella quien abandonaba sus sueños de teatro para ocuparse de su madre, afectada por un Alzheimer precoz. «Ambos son personajes de mujeres que se engrandecen y que me han hecho crecer. Con Juliette, ayudaba a una actriz sumida en un mar de dudas que se enfrentaba a una pujante generación de jóvenes actrices brutales y, sobre todo, irrespetuosas. Con Julianne tomaba conciencia de la fragilidad de las cosas. Con este personaje me di cuenta de que nada está ganado y de que, en un segundo, un tsunami puede modificar lo conseguido. El tsunami es la enfermedad irreversible que se abate sobre una madre de 50 años que, además, es una brillante intelectual. En la película yo soy la más fuerte, quien se adapta más rápido a esta situación, aceptando renunciar a mi carrera para ocuparme de mi madre. Si lo hago, es más por necesidad que por deber. Es para poder seguir mirándome a la cara.»

¿Y dónde encuentra Kristen, dentro de su joven cabecita de niña protegida por la vida, lo que le ayuda a encarnar estos difíciles papeles? «Pienso en Sean Penn, que dirigió “Hacia rutas salvajes”, en la que yo interpretaba a Marylou. Fue él quien me enseñó a entregarme emocionalmente a fondo en un personaje, yendo a buscar en una misma lo que no se imagina poder encontrar. Fue él quien me enseñó cómo un papel podía ser la iniciación a la introspección. Fue él quien me sugirió que el cine podía llevar a un tipo de espiritualidad y que la profesión de actor podía ser más que un simple trabajo: podía cambiar una vida.»

Jodie, Charlize y Juliette

En su joven carrera, Kristen Stewart ha estado acompañada por actores y directores de envergadura que la han ayudado a formarse. Por ejemplo, Jodie Foster, madre divorciada en “La habitación del pánico”, de David Fincher. Kristen, con doce años de edad en aquel momento, interpretaba el papel de su hija diabética. «Mi suerte, entonces, fue no mostrarme muy a la altura. Jodie Foster me animó, me tomó bajo sus alas, me mostró el camino y, sobre todo, me dio lo más bonito que hay en esta profesión: una lección de humildad. Me repetía que un actor es, ante todo, una herramienta al servicio del film.» También trabajó en “Speak”, de Jessica Sharzer, en la que interpretaba el papel de una adolescente traumatizada por una violación. «En ese caso no actué: simple y llanamente, entregué mis entrañas», afirma. Charlize Theron, en “Blancanieves y la leyenda del cazador”, tuvo a bien ser su confidente. «Charlize es, sencillamente, la perfección. Cuando entra en una obra, solo se la ve a ella.» Y, por supuesto, Juliette Binoche. «La primera vez que la vi me temblaban las piernas. Tiene esa capacidad que yo temo: la de desnudarte y descubrir en tu interior exactamente aquello que no tienes ganas que vea.» Próximamente, Kristen Stewart intervendrá en cinco películas más, entre ellas, un proyecto con Woody Allen y, sobre todo, asegura: «Planeo unas largas vacaciones».

Si no hubiera sido actriz sería...

Con compañeras como estas, la joven ha aprendido con gran rapidez. «No tuve elección. Las he observado. En un rodaje, Juliette trabaja los papeles sin pausa, lee, discute, analiza, compara. Julianne Moore es más introspectiva. Y yo, entre medias, intento encontrar la manera de ser rigurosa sin perder la espontaneidad.»

Kristen Stewart es una roca. Se parece a su personaje de Bella Swan en “Crepúsculo”: robusta, guerrera, lista para enfrentarse a monstruos tres veces más grandes que ella. Añadamos a esta presencia inmediata la fuerza de la crítica de una joven que se otorga el derecho, desde sus 24 años de edad, de afirmar cosas, empezando por sus dudas y sus contradicciones: «Si me gustó “Viaje a Sils Maria” es porque me atraen los films que hablan sobre el cine. Y me gustó la manera en la que Olivier Assayas puso en evidencia el lado ridículo de esas actrices tan narcisistas. Me encanta mi profesión. Podría morir por ella. Siempre quise ser actriz, pero tampoco vale la pena exagerar... Lo que quiero decir es que es necesario desempeñarla por una misma y no por los demás. Hoy en día, la fama es considerada más atractiva que la felicidad. Eso no tiene ningún sentido, ¿no?»

En el colegio la llamaban El Muro. Era silenciosa e hiperactiva, y padecía déficit de atención. Como niña, no lograba integrarse. A los trece años deja la escuela, sigue cursos a distancia y se dedica a la cocina. «Si no me hubiera convertido en actriz habría sido una maestra de los fogones», afirma. Pero había pocas posibilidades de que sucediera eso. El cine la atrapó en la cuna. Su madre es guionista y su padre, director. Cuando Kristen dijo a sus padres que quería ser actriz, su madre la puso en guardia: «Conozco a los críos que hacen cine. Acaban volviéndose locos…» Y Kristen puntualiza: «Pero yo no me he vuelto loca.»

Un fenómeno generacional

Y sin embargo, lo tenía todo para que le pasara eso. Tras el estreno de la primera entrega de “Crepúsculo” tiene 18 años y, de la noche a la mañana, pasa a ser casi tan conocida como los Beatles. Un fenómeno generacional. Su vida se escruta microscópicamente. Su novio se llama Robert Pattinson. Sus fans se cuentan por millones. Ni un tuit que no hable de sus amores. «Era impresionante», rememora. «Desde entonces, desconfío de la tecnología…»

¿Consecuencia? Ya no filtra nada de su vida privada. Los tabloides aseguran que vive con su mejor amiga. No importa. A la pregunta «¿Quién es tu novio actual?», la respuesta es mecánica: «Sin comentarios.»

Lo supersexy es hortera...

Se refugia en películas que elige con esmero. Siempre papeles a flor de piel que resaltan su oscuridad rimbaudiana. «Me gusta arriesgarme», asegura. ¿Actuar en una película francesa era uno de esos riesgos? «En realidad, no. Era una apuesta muy controlada. Además, me gusta el cine francés, porque deja la parte bonita a la imaginación, a la espontaneidad, a la audacia. En Francia, cuando se empieza una película, nadie se pregunta si va a funcionar hasta que la ha acabado. El film se hace por un deseo más fuerte que la lógica económica. Me gusta esta actitud que consiste en aceptar una parte de lo imprevisto y de la poesía, y que se encuentra a menudo en el mundo de la moda. Por eso me gusta y respeto tanto a Karl Lagerfeld. No es un ideólogo de la moda sino un visionario sensible. Convirtió a Chanel en una firma rockera y piensa, como yo, que lo supersexy es hortera. Nos entendemos muy bien…» Sin ni siquiera quererlo, la ultramoderna Kristen Stewart se ha convertido en un animal de la moda. Y esto ha sucedido también de forma completamente natural.

 

Eddie Mulholland / GTRES

Ya sabemos dónde y cuándo se casarán el príncipe Harry y Meghan Markle

Nuevos datos.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Ayer fue un día de mucha emoción para los futuros novios. Tras hacerse público su compromiso, el príncipe Harry y Meghan Markle posaban ante la prensa, nerviosos, pero muy enamorados, en lo que fue una pedida de ensueño. Horas después, ambos ofrecían su primera entrevista en televisión como prometidos. 

En aquel momento, aún no se conocía ni el dónde ni el cuándo de tan feliz acontecimiento. ¡Has ahora! Kensington Palace ha anunciado que el matrimonio del príncipe Harry y Meghan Markle tendrá lugar en la iglesia de San Jorge en el palacio de Windsor. ¿La fecha? En mayo de 2018.

Además, en el comunicado también puede leerse que su majestad la reina Isabel II ha dado su permiso para celebrar la boda en dicho lugar y que la Familia Real correrá con los gastos de la celebración.

Meghan Markle en una de las secuencias de la serie 'Suits'. | USA Network

Las 7 mejores reacciones a la pedida del príncipe Harry y Meghan (algunas, desternillantes)

Entre ellas, la del novio en la ficción de Meghan, Patrick J. Adams, o la amable de Barack Obama

Clara Hernández | Woman.es

El anuncio del compromiso del príncipe Harry con su novia, la actriz Meghan Markle, ha dejado las redes sociales regadas de felicitaciones provenientes de familiares, amigos, compañeros, conocidos de la pareja, celebridades y resto del universo digital.

 A continuación, seleccionamos las 7 que más nos han gustado, bien porque nos han enternecido, bien porque nos han hecho llorar, pero de la risa.  

Elige tu favorita: 

1) En el número 1, la del novio (¡en la ficción!) de Meghan Markle. No hay que olvidar que la futura esposa de Harry forma parte del reparto de la serie 'Suits', donde vive una apasionada relación con el personaje de Mike Ross, interpretado por Patrick J. Adams. Pues bien, en un alarde de buen humor, Patrick ha dejado un tuit desternillante. "Ella me  dijo que solo iba a comprar leche", responde al anuncio nupcial, aludiendo a una frase hecha que podría equivaler al español "fue a comprar tabaco (y no volvió)". El comentario ha sido celebrado, hasta ahora, por 314,000 likes. 

Después de hacernos reír a carcajadas, el actor sigue escribiendo con un tono (algo) más serio y se atreve a dirigirse al príncipe Harry: "Hacer de pareja televisiva de Meghan casi una década me da derecho a decir: "Su Alteza Real, eres un hombre afortunado y sé que vuestra vida juntos va a ser alegre, fructífera y con muchas risas. Meghan, estoy muy feliz por ti, amiga". 

2. La comicidad del actor de 'Suits' ha inspirado a otros compañeros de reparto, que han adoptado también un tono desenfadado. La felicitación de Wendell Pierce, padre de Meghan en la serie, es otra de las que más nos han gustado. "Felicidades a mi hija televisiva Meghan Markle y al príncipe Harry por su compromiso. Harry, aquí tienes la bendición de tu padre televisivo. Rober Zane (el nombre de su personaje) aprueba este compromiso". 

3. También la felicitación de la artista Leona Lewis merece estar en este ranking, pero por otros motivos. La cantante celebró que la próxima princesa fuera una mujer con raíces afroamericanas (la madre de Meghan es mulata). "Contentísima de ver a una futura reina de raza mixta", ha escrito. Después, ha redactado otro mensaje en el que felicita formalmente, a los que llama "preciosa pareja". 

4. La actriz Whitney Cummings ha optado, como los primeros, por la broma y un poco de ironía. Lo suyo, en lugar de una felicitación, podría considerarse un lamento. "Espera, los americanos se pueden casar con miembros de la realeza británica? No lo sabía, maldita sea. Lo hubiera hecho todo muy diferente", escribe. 

5. La actriz Priyanka Chopra aprovecha para destacar en internet uno de los rasgos más característicos y bellos de su amiga Meghan: "Felicidades a mi niña Meghan y al príncipe Harry! Estoy tan feliz por ti, Meghan! Te mereces lo mejor, siempre... ¡sigue sonriendo con esa sonrisa contagiosa".

6. El dramaturgo y compositor Lin-Manuel Miranda bromeó con los estrictos modales británicos. "Es una locura, todo el mundo está bailando en las calles", asegura junto a una bandera británica antes de hacer una aclaración: "Todo el mundo está educadamente conteniéndose pero se puede ver que quieren bailar". 

7. 

Destacamos el tuit de Barack Obama por atento. El expresidente estadounidense escribió su comentario poco después de conocer la noticia. Es una respuesta cordial. "Michelle y yo estamos encantados de felicitar al príncipe Harry y Meghan Markle por su compromiso. Les deseamos una vida juntos de alegría y felicidad". Por su parte, Donald Trump no se ha pronunciado.