woman | El lujo de ser mujer

Jersey de cuello alto blanco de Mango, (35,99 euros).  | D.R.

Las fórmulas definitivas para acabar con la papada

La única obsesión es redefinir la línea Y.

Alejandra Yeregui | Woman.es

La única obsesión es redefinir la línea Y. Marcar un ángulo esbelto entre el contorno de la mandíbula y el cuello ha dejado de ser un reto para convertirse en una reconfortante realidad. Las nuevas técnicas fulminan la grasa y la flacidez, incluso en casos severos.

Ha sido una zona ignorada, a menudo desahuciada, víctima durante décadas de procedimientos y cosméticos que no daban con la tecla de la eficacia... El súper desarrollo de células grasas bajo la barbilla y el cuello ensancha el rostro y perjudica su armonía. «Afecta por igual a constituciones gruesas y esbeltas», explica el cirujano plástico doctor Rubén Guilarte. Es un problema congénito que puede aparecer incluso en la adolescencia y resiste a dietas y ejercicio. De hecho, la papada preocupa al 67 % de las personas, según datos de la Sociedad Americana de Cirugía Dermatológica (ASDS). Otras veces, la pérdida de estructura a nivel facial al envejecer desdibuja la línea mandibular. Por suerte, nuevos tratamientos revierten la falta de volúmenes y la distensión de los músculos. Ya no tendrás que elevar el cuello a lo “mujer jirafa” o poner la lengua en el paladar para ganar esbeltez.

Ver 5 fotos

1. Belkyra, la inyección antigrasa

En qué consiste: Hasta ahora, las células grasas que forman la papada eran resistentes a la punción de lipolíticos. Este fármaco, que se estrena en nuestro país, es la versión sintética del ácido desoxicólico que producimos naturalmente. Una vez se infiltra, tiene el poder de destruir de forma irreversible la membrana celular con el consiguiente vaciado de los adipocitos de forma permanente. Como segundo beneficio, produce una ligera fibrosis que genera colágeno y retrae el tejido, evitando la flacidez. Creado por los laboratorios Allergan, antes de aprobarse por la FDA (en EE.UU. lleva tres años de éxitos) y la Agencia Española del Medicamento, se sometió a distintos estudios clínicos en 2.600 pacientes. El protocolo: Es para casos de papada de leve a moderada. Se coloca una plantilla para delimitar la zona de infiltración en la grasa pre-platisma o superficial del cuello y se realiza una multipunción con una aguja muy fina. Se necesitan de 1 a 6 sesiones, con anestesia tópica y descansos de un mes tras cada una. Después, es normal que haya inflamación durante 3 días, picazón o hematomas. Dónde: Clínica Mira+Cueto, incluye diagnóstico con estudio ecográfico. De 520 € a 1.450 €/sesión (clinicamiracueto.com).

Otras opciones para "tensar" la cuerda

La línea mandibular, al igual que ocurre con el pecho, se enfrenta la fuerza de la gravedad non stop.

2. Ultherapy. Más preciso que la radiofrecuencia, la energía ultrasónica microfocalizada que desprende este aparato llega a las capas más profundas de la piel (hasta los 4,5 mm). El calor que provoca reorganiza y renueva el colágeno con muy buenos resultados frente a la laxitud del mentón y cuello. Lo ideal es que los disparos se realicen, además de en la zona mandibular, en el resto del rostro para una reelevación del tejido completa. «Todo el proceso se realiza con control ecográfico para ver el plano exacto en el que se hacen los disparos. Es necesaria una única sesión y no requiere tiempo de recuperación», cuenta Leticia Carrera. El efecto tensor es inmediato, aunque los mejores resultados se dan entre los 3 y 6 meses. En Madrid, Centros Felicidad Carrera. Precio: 1.995 €/sesión rostro completo (felicidadcarrera.com).

3. Silhouette Soft. Son hilos de sujeción que evitan el descolgamiento. Se introducen desde el lateral de la mandíbula hasta el comienzo del cabello, unos tres a cada lado. «El anclaje del hilo se realiza a nivel superficial gracias al cono que incluye e induce a la formación del colágeno que reposiciona el tejido de forma natural», explica el doctor Javier de Benito, pionero en esta técnica. Dura 1 año. En Barcelona, Instituto de Benito. Precio: 1.500 € (institutodebenito.com).

Soluciones de quirófano

4. Liposucción. En papadas pronunciadas se realiza una incisión de 2 mm en el pliegue donde termina la barbilla y, con una cánula del mismo tamaño, se extrae la grasa sobrante con anestesia local. Exige llevar mentonera 3 semanas. Clínica Dr. Guilarte. Precio: 1.800 € (drguilarte.com).

5. Microlifting. Cuando hay gran descolgamiento, una pequeña apertura desde la patilla hasta el tragus (porción anterior a la oreja) permite reposicionar la capa que sujeta la piel del cuello con la ayuda de una microcámara. Instituto Médico Láser. Precio: desde 4.400 € (iml.es).

6. Implante Y. Para dar mayor proyección al mentón se implanta una prótesis de silicona dura por vía endobucal. Instituto Javier de Benito. Precio: desde 3.500 € (institutodebenito.com).

Cuestión de rellenos

Dan una proyección a medida del hueso de la mandíbula.

7. Radiesse. No pienses en términos de volumen. La hidroxiapatita cálcica se utiliza para devolver estructura. Aun siendo reabsorbible, tarda en deshacerse y el organismo, al ir degradándolo, genera nuevo colágeno que retensa la piel. Se suele inyectar de forma vectorial bajo la barbilla y bajo los extremos de la mandíbula, que es por donde más se estrecha y descuelga con la edad.

8. Ácido hialurónico. Algunos se aplican para mejorar la jugosidad de la zona e incluso la reajustan; otros, la rellenan. «Quizá la paciente solo tenga pérdida de volumen, otras veces, también flacidez, o conviene mejorar el óvalo trabajando desde los pómulos. Hay que individualizar cada caso», explica el doctor Jorge Pérez, de Clínica Kirenia. Precio: desde 250 €/vial (kirenia.es).

Gravedad cero

Si no quieres compartir contorno facial con el emoticono del miedo, estas fórmulas han sido desarrolladas de forma específica para dar en la diana de la piel flácida del rostro y también en la del cuello, aún más fina y con menor sujeción muscular.

1. Concentrate Zona Y Forever Youth Liberator, YSL (119,10 €). 2. Crema reafirmante antiarrugas Flawless Neck Moisturizer, Sepai (155 €). 3. 60 Seconds Neck Toner, Rio Beauty (105,90 €, en Scyse.com). 4. Gel escultor Chin & Neck Lift, Rodial (82 €). 5. Crema celular reafirmante de cuello Prime Neck, Valmont (125 €). 6. Serum Gravity Fighter, Matriskin (63,90 €). 7. Skin Structure, Filorga (40,20 €). | D.R.

 

Tags:

papada

@neutrogena / INSTAGRAM

Todo lo que necesitas saber sobre las máscaras LED

Los dispositivos nómadas con luz led son un chute para la actividad celular de la piel, que mejora la falta de tono, las arruguitas, la firmeza o los brotes de granitos. Te contamos por qué debes incluir uno en tu lista de Navidad. 

Alejandra Yeregui | Woman.es

Kate Hudson o Jessica Alba han experimentado lo que es parecer una tropa de asalto del imperio galáctico de 'Star Wars'. Reconozcamos que con la máscara de luz led puesta te asemejas a alguien de otro planeta. No es casualidad que los efectos terapéuticos de esta tecnología sobre la piel se lleve utilizando en el espacio desde los años 70 para curar y cicatrizar rápidamente las heridas de los astronautas. La NASA dio el pistoletazo de salida, después se ha investigado mucho sobre los beneficios reconstructivos de la luz led aplicados a la medicina estética, y tratamientos de instituto como, por ejemplo, la Terapia Biofotónica prueban su eficacia (hay datos que señalan que puede aumentar el colágeno un 400 por cien).

"La máscara de luz led (que significa Diodo Emisor de Luz) utiliza longitudes de onda específicas de baja intensidad, que emiten una energía en forma de luz muy eficaz para diversos tratamientos, por lo que sus aplicaciones son múltiples", explica el Dr. Moisés Amselem, de Madrid (91 521 1771). Lo que tú realmente ves cuando pones en marcha el dispositivo es que se encienden distintos colores. Las luces más frecuentes son la roja, que penetra en la piel a 630-730 nanómetros estimulando la creación de colágeno y elastina con el consiguiente aumento de la elasticidad de la piel; la luz verde, a 525nm golpea los melanocitos y regula la síntesis de melanina para unificar el tono; y la luz azul (a 440 nm) actúa sobre la bacteria P.Acnes que origina el acné. En algunos aparatos, se combinan dos colores, en otros cuatro, y hay máscaras de uso doméstico multifunción con incluso siete colores, como Unicled Korean Mask, de Unicskin, y con la misma potencia de los que ofrecen los centros de belleza.

"La luz LED facial es el mejor complemento a una rutina de cuidado de la piel. La tecnología ha sido probada como un potenciador inmediato de la absorción de los productos dermocosméticos, y la posibilidad de tenerla en casa (debido a su carácter inocuo demostrado y sin ningún efecto secundario) es algo que ya existe en otros países, y es hora de que lo incorporemos en España también", explica Mónica Sada, creadora de la marca Unicskin.

Una de las ventajas que tienen estos aparatos y máscaras de vocación nómada es que permiten un uso continuado por la comodidad de utilizarlo dónde y cuando quieras. Además, su luz es renovable y ecológica, y no molestan. Pero ante el boom de máscaras y otros gadgets con luz led, ¿sabes cómo elegir bien? "Son más de 15 las empresas que producen aparatos con tecnología led. Sin embargo; no todas ofrecen todas las longitudes de onda/colores en un mismo aparato facial o no todas tienen todas las certificaciones necesarias (CE en Europa y FDA en Estados Unidos). Y quiero advertir de que el precio de un producto no es siempre indicador de su calidad. La calidad viene marcada por el aparato en sí, sus longitudes de onda, los test realizados y la seriedad de la marca que lo ofrece", apunta Mónica Sada.

Los únicos casos en los que no se recomienda utilizar dispositivos de luz led es en embarazadas, en niños o en personas que estén tomando medicamentos fotosensibles. 

 

Las mascarillas para el rostro de los ángeles son de oro.  | INSTAGRAM

Las 6 mascarillas más efectivas para eliminar impurezas

Son ideales para eliminar a fondo las impurezas.

Olga Tarín | Woman.es

Son ideales para eliminar a fondo las impurezas y los puntos negros en cutis normales y secos, porque tienen una acción exfoliante e hidratante a la vez. ¿Qué es lo que las hace diferentes? Aunque tienen una textura en gel, al aplicarlas se van solidificando hasta formar una película gelatinosa que se adhiere a la tez. Al retirarla, las impurezas se desprenden con ellas y desaparecen con un efecto iluminador instantáneo. Conviene utilizarlas una vez a la semana para potenciar el efecto antienvejecimiento. Truco: Realiza un baño de vapor antes de poner la mascarilla peel off, para abrir los poros y obtener un resultado mucho más espectacular. Dada su potente acción exfoliante, es importante respetar el tiempo de aplicación recomendada por cada fabricante.

 

Fátima

Las mejores 35 mascarillas de belleza para solucionar un problema concreto

Velos de biocelulosa, barros negros, texturas espumosas, imantadas, nocturnas o con efecto sauna. La sofisticación del último paso de la rutina beauty llega desde Asia para quedarse. Te mostramos todo lo que puede hacer por tu piel. 

Olga Tarín | Woman.es

Las mujeres asiáticas lideran el mercado mundial de la belleza e inspiran las tendencias de Occidente. Tras el boom de las BB y las CC Creams, el formato cushion y los tónicos beauty, ahora toca el turno a las mascarillas. El éxito de estas curas en monodosis, tarros o máscaras de biocelulosa tiene su porqué. «Son cosméticos tan eficaces que su efecto se nota enseguida. Las cremas hidratantes tienen que estar todo el día en el rostro y para lograr un confort máximo, la incorporación de activos es limitada. Sin embargo, las mascarillas se retiran en tiempo récord y permiten incluir altas concentraciones de principios activos para que estos sean absorbidos de forma instantánea. Transforman el rostro con un chute de vitaminas y activos puros sin necesidad de acudir a una cabina profesional», explica Ana Ugidos, directora y creadora de Bioxán.

1. Mascarillas magnéticas

Estas soluciones imantadas recargan la piel de energía con una potente acción antienvejecimiento. El estímulo de los imanes sobre el rostro mejora la eliminación de toxinas, impurezas y exceso de agua; activan el crecimiento sano de nuevas células y mejoran la circulación sanguínea. En la fórmula del Dr. Brandt los imanes se usan para retirar la mascarilla mineral sin necesidad de agua. Los de Magicstripes se aplican encima de la máscara con un masaje energizante.

Magnetic Youth Mask, Magicstripes (49 €). | D.R.
Magnetight Age-Defier, Dr. Brandt (75 €, en Sephora). | D.R.

 

2. Con burbujas

Arrasan en redes sociales las fotos de chicas con la cara repleta de espuma. Llevan las nuevas mascarillas de moda, que causan furor entre blogueras e influencers. El agua carbonatada, su principal ingrediente, es la responsable de que su textura mute y surjan burbujitas tras su aplicación. Entre sus beneficios, destaca su capacidad de limpiar los poros en profundidad sin irritaciones porque arrastran la suciedad a la superficie. Basta con dejarlas actuar unos minutos y aclarar bien con agua.

3. Peel off

Son ideales para eliminar a fondo las impurezas y los puntos negros en cutis normales y secos, porque tienen una acción exfoliante e hidratante a la vez. ¿Qué es lo que las hace diferentes? Aunque tienen una textura en gel, al aplicarlas se van solidificando hasta formar una película gelatinosa que se adhiere a la tez. Al retirarla, las impurezas se desprenden con ellas y desaparecen con un efecto iluminador instantáneo. Conviene utilizarlas una vez a la semana para potenciar el efecto antienvejecimiento. Truco: Realiza un baño de vapor antes de poner la mascarilla peel off, para abrir los poros y obtener un resultado mucho más espectacular. Dada su potente acción exfoliante, es importante respetar el tiempo de aplicación recomendada por cada fabricante.

4. Barros y arcillas

Son el comodín ideal para equilibrar el exceso de sebo en pieles mixtas y grasas que tienen tendencia a presentar imperfecciones y acné. Ayudan a eliminar toxinas y reducir la inflamación por lo que son especialmente útiles a la hora de calmar rojeces y granitos. También tienen una potente acción matificante. Las encontrarás de varios tipos: las grises y las negras –súper absorbentes– limpian y aclaran la piel; las blancas son las más suaves y tienen una acción hidratante; las rosa (para cutis sensibles) tonifican, absorben la grasa y suavizan la textura de la tez y las rojas purifican aportando un punto de energía con efecto revitalizante a la piel opaca y apagada. Además, no solo incorporan barros. Muchas están enriquecidas con activos purificantes como el eucalipto, detoxificantes como el carbón o exfoliantes como las algas. Al aplicarlas, actúan en tres fases: cuando está húmeda la piel absorbe los minerales desde el exterior, al empezar a secarse estimula el flujo sanguíneo y por último, cierra los poros.

5. Sueño reparador

La piel nunca duerme. Trabaja y se regenera de forma ininterrumpida y aprovecha las horas de sueño para empezar el proceso de renovación celular. Las mascarillas nocturnas optimizan su labor y garantizan un despertar radiante. Además, evitan la aparición de arrugas provocadas por los efectos de la gravedad que origina la postura corporal mientras dormimos. A diferencia de las demás, se depositan en el rostro sin necesidad de retirar con agua. Se aplican por la noche después de la crema de ojos y la hidratante en rostro, cuello y escote. Para un efecto relajante, aplícala con movimientos de alisado desde el centro del rostro hacia las mejillas, después hasta la barbilla y sube hacia la frente para terminar en las sienes. Continúa por la barbilla hasta llegar al lóbulo de las orejas, baja por el cuello y termina en el escote.

Ibuki Sleeping Mask, Shiseido (49 €). | D.R.
Mascarilla reparadora de noche Le Lift, de Chanel. Cuidado antiedad nocturno para rostro, cuello y escote, enriquecido con proteínas de seda, que alisa las arrugas y reafirma la piel mientras duermes. 98 €. | D.R

6. Buen Mixing

¿Qué es? Ni todas las pieles tienen las mismas necesidades ni las diferentes zonas del rostro necesitan los mismos activos. De aquí surge el multimasking, que consiste en utilizar diferentes mascarillas para ajustar el tratamiento a medida en función de la zona. En frente, nariz y barbilla suelen aplicarse productos seborreguladores para controlar los brillos y las impurezas. En el contorno de ojos se aplican fórmulas hidratantes y nutritivas especiales para pieles sensibles y en las mejillas y laterales, potentes activos con propiedades nutritivas, antiedad y calmantes. Tras su éxito, muchas marcas lanzan kits a medida u otras soluciones para ojeras, labios y rictus. También triunfan las que van en dos partes con un efecto súper reafirmante: tercio superior del rostro y mandíbula.

7. Los clásicos renovados

Las fórmulas en formato crema y gel son las más habituales. En gel, frescas y ligeras, para piel grasa y mixta; en crema, con una textura untuosa, para piel seca. Actúan como auténticos concentrados de belleza capaces de reparar la piel más deteriorada y de dar un plus de vitalidad a los cutis cansados y apagados. Dejan el rostro brillante y muy hidratado, por lo que se aconseja usarlas de noche para despertar con la piel nueva. Se recomienda utilizar de una a dos veces por semana y respetar el tiempo de exposición recomendado por cada fabricante.

8. Mascarillas efecto frío-calor

Aunque se utilizan para funciones opuestas, estas soluciones innovan con resultados sorprendentes. Las que aportan calor abren los poros para limpiarlos en profundidad. Este cambio de temperatura tiene un efecto relajante con acción antiestrés muy tentador. Se aplica como una fórmula normal y se retira con agua. Por otro lado, muchas fórmulas son capaces de bajar varios grados la temperatura de la piel para dejarla más jugosa y descansada. Los signos de fatiga desaparecen al instante. Utiliza las de efecto sauna de noche y las refrescantes, de día.

9. Las mejores mascarillas con velo

Este hito de la cosmética coreana cuenta con gran cantidad de adeptas occidentales. De hecho, su éxito ha desatado el boom por este ritual a veces olvidado. Estas máscaras de biocelulosa están diseñadas para adaptarse al rostro como una segunda piel. Se caracterizan por su alta concentración de activos: desde los más clásicos, como ácido hialurónico, colágeno y cócteles de vitaminas antioxidantes, hasta los más exóticos, como la baba de caracol o el veneno de serpiente. ¿La clave de su éxito? Aportan una dosis extra de los activos que tu piel necesita y permiten tratar problemas muy concretos, como la falta de luz, la flacidez y las líneas de expresión. Hidratan la piel al instante y la dejan más fresca y luminosa.