woman | El lujo de ser mujer

Sí, el chocolate está incluido. | GTRES

La lista definitiva de los alimentos que aceleran el envejecimiento

Si ya estás convencida de que somos lo que comemos, minimiza la ingestión de los alimentos que aparecen en esta lista. Si hay un órgano que delata qué y cuánto comes es la piel. Algunas comidan dan luz, otras quitan brillo. Algunos dan buen color y otros te dejan mustia.  Sigue la lista negra

Paola Lei | Woman.es

Chuches, caramelos y dulces

La sobrecarga de azúcar produce un proceso celular llamado glicación que daña el colágeno de la piel, las proteínas que mantienen la piel firme y joven. El exceso de azúcar tampoco es bueno para la sonrisa, porque además de aumentar el riesgo de caries, produce decoloración en el esmalte.

Vino blanco

Es contra todo pronóstico más dañino para la dentadura que el vino tinto. La razón es que el ácido presente en los vinos blancos es letal para el esmalte de los dientes

Alcohol

Un hígado sano significa una piel reluciente. El hígado elimina las toxinas que potencialmente afectan a la piel y que son excretadas por el organismo. Por si fuera poco, el alcohol te deshidrata e interfiere en el descanso y el sueño, lo cual se relaciona con una mayor cantidad de arrugas, problemas de pigmentación y pérdida de elasticidad de la piel.

Carne demasiado hecha

Suele contener hidrocarbonos pro inflamatorios, que afectan al colágeno de la piel. Por esta razón es importante limpiar bien las barbacoas antes de volver a usarlas pues los restos producen un efecto dañino similar.

Carnes procesadas

Ya lo dijo la OMS, las carnes procesadas hay que moderarlas, y ahora lo repetimos nosotros: Las salchichas y el beicon contienen sulfitos y otros conservantes que pueden producir inflamación en la piel y acelerar el envejecimiento. Estas carnes también suelen ser ricas en sal, lo cual también te hará retener líquidos.

Alimentos salados

Muchas comidas enlatadas están conservadas en sodio, y eso supone un exceso de sal que te hará retener líquidos que te harán sentir inflamada.

Comida picante

Se relaciona con trastornos de la piel como la rosácea. Se cree que los vasos capilares de la piel son más sensibles al picante y reaccionan dilatándose y provocando zonas enrojecidas. Durante la menopausia este efecto se potencia, y el picante puede ser una causa de que la piel en esa época de la vida luzca con menos brillo.

Carnes rojas

Las grasas generan radicales libres que dañan las células sanas del organismo, entre ellas las de la piel. Los radicales libres afectan la capacidad de la piel de generar colágeno

Cafeína

Como cualquier diurético, la cafeína tiene la capacidad de hacerte perder líquidos puede poner al cuerpo en riesgo de deshidratación. Una circunstancia que la piel acusa con un aspecto gris y apagado

Bebidas energéticas

Pueden darte un chute de energía pero no son buenas para la dentadura. Al parecer algunos de sus componentes podría dañar el esmalte y alterar la coloración de los dientes.

GTRES

Afina tu cintura en tiempo récord

¿Tienes una boda y necesitas entrar en un vestido? ¿Quieres rescatar aquel vaquero campana de hace varias décadas pero no consigues cerrar la cremallera? En resumen, te gustaría lucir una cintura fina y esbelta que ahora mismo no tienes.

Paola Lei | Woman.es

Resignación es una palabra prohibida. Si pones manos a la obra, eres disciplinada y constante en tus movimientos puedes conseguir una cintura express.

El desayuno.Toma alimentos que te quiten el hambre y te mantengan saciada mucho tiempo. Eso no significa pasarse con los carbohidratos. Lo mejor es optar por las fibras y las proteínas.

Come fibra. Una dieta rica en frutas, verduras de hoja verde y cereales integrales mantendrá el abdomen muy plano. La lechuga no la recomendamos para esta reducción express de la cintura.

Come lo más natural que puedas.Elimina de tu dieta los alimentos procesados y trata de alimentarte con alimentos integrales y ricos en fibra.

Dalo todo en el gimnasio. Añadir algunos sprints a tu sesión de cardio te ayudará a mantener el abdomen plano. Subir la carga y aumentar la velocidad en las clases de spinning también marcará la diferencia. También puedes correr más rápido en la cinta.

Esculpe los hombros. Unos hombros definidos y una zona baja de la espalda baja fuerte crean la ilusión óptica de que tienes una cintura más fina, sobre todo si llevas un vestido palabra de honor. Toda la atención se la llevarán tus hombros.

Sé estricta con tu postura. Mantener una postura correcta te hará parecer que tienes hasta cinco kilos menos. Abre el pecho y mantén la espalda recta, camina con la cabeza alta. Todo ayuda.

Concéntrate en los músculos oblicuos. Son esos músculos laterales que desaparecen cuando engordamos detrás de unos michelines resistentes a cualquier terapia. Todos los ejercicios que impliquen repeticiones con los oblicuos te van aayudar a definir y estrechar la cintura.

Elimina todo tipo de refrescos y bebidas con gas.Y en este punto te recomendamos ser drástica y recta. Demasiado azúcar y demasiado gas. Y tú necesitas lucir una cintura mínima en menos de un mes.

 

Jorge Fraile

A comer sano con las Fit Happy Sisters

Araceli Ocaña | Woman.es

Son precursoras de uno de los ultimísimos movimientos más fuertes de la Red: las comidas fit o healthy arrasan en Instagram. Porque el #foodporn está muy bien pero si encuentras recetas con un aspecto delicioso pero que además son buenas para la salud (e incluso te ayudan a adelgazar), mejor que mejor, ¿no?

De ahí el éxito de las Fit Happy Sisters, o Sara y Ani, dos hermanas que desde su cuenta comparten recetas ricas, fáciles, que salen (punto importante) y con un paso a paso tan corto que cabe en una publicación. Descubrimos con ellas que son fans de Jamie Oliver, así que son de fiar: solo alguien que siga las andanzas del chef británico sabe que la comida tiene que llegar a la mesa con buen aspecto, independientemente de si se coloca como un cuadro modernista o como si hubiese caído ahí por casualidad y al final resultar explosiva en la boca. Las suyas lo cumplen.

Tras el éxito 2.0, claro, llega la versión en papel, mucho más manejable, con un título que no deja lugar a dudas: "No hagas dieta nunca más." Vale, y entonces, ¿cómo lo hacemos?

¿Cómo se pasa de cocinar en casa a publicar en RRSS y decir: “Vaya, parece que a la gente le gusta lo que hago”?

Sara: En el caso de las redes sociales fue cosa mía: nosotras hemos hecho siempre muchas dietas, tenemos tendencia a engordar y hemos hecho dietas aburridas . Mi hermana descubrió a través de Instagram cuentas extranjeras (hace 3 años no había este movimiento en España), vio que había tendencia de cocina fitness y empezó a hacerlo en su casa. Y un día hizo un bizcocho, porque estaba intentando perder 23 kilos después del segundo embarazo, y me extrañó verla comiendo algo así y me explicó que era integral y sin azúcar y me gustó la idea de comer eso y no engordar e incluso adelgazar y estar saludable y fui yo la que creó la cuenta porque investigué que había cuentas parecidas y quería tener como un diario para compartir mi comida diaria de forma anónima. Luego se lo conté a ella, le gustó, y se animó a subir cosas y empezaron a subir los seguidores.

Esto fue hace tres años, más o menos tras el fenómeno Dukan…

Ani: Exacto. A mí este tipo de recetas me recordaban a Dukan por el uso de la avena, pero es que sus bizcochos estaban muy malos, porque él utiliza el salvado, que es la cáscara, dejándose el nutriente. Aún hay gente que nos pregunta y no entiende por qué utilizamos la avena entera, ¡pero es que tu cuerpo necesita hidratos de carbono!

También surgió el debate sobre las dietas que eliminaban nutrientes…

Ani: Es que si eliminas algo nunca lo vas a mantener para toda la vida, y si no cambias para toda la vida tienes un problema. Porque si vas a engordar, vas a engordar siempre, o si te falta calcio, te va a faltar siempre… Si vas a comer como comías antes, tienes el problema en tu forma de alimentación.

¿Vosotras tenéis conocimientos de nutrición?

Sara: Tenemos conocimiento por leer, leer, leer y empaparnos de información. Nos interesamos por la alimentación, que es lo que debería hacer todo el mundo.

Ani: Yo por ejemplo sabía que estaba el pan integral y luego decía: “Engorda igual que el otro, tiene las mismas calorías, ¿para qué entonces?” Y empiezas a investigar, entiendes las propiedades que tiene y, fíjate, yo allá donde voy ahora pido pan integral, porque sé el valor que tiene, no solo las calorías. Al final es lógica.

¿Y cómo llegáis a escribir el libro, se puso en contacto la editorial como tanto ocurre últimamente?

Ani: Qué va. Fuimos nosotras.

Sara: Como en Instagram no se pueden hacer categorías, la gente se perdía y no encontraba las recetas. Así que creamos un blog, y empezamos a invertir más tiempo para escribir la receta o hacer buenas fotos. Y la gente empezó a sugerir que hiciésemos un libro. Y empezó a rondar la idea.

Ani: Y el año pasado contactamos con varias editoriales y nos rechazaron. Entonces lo editamos como ebook, y en dos meses, solo con nuestro apoyo, vendimos unos 700. Entonces ya contactamos con editoriales más grandes, lo editamos con información práctica sobre los ingredientes y por qué los utilizamos y este es el resultado.

Sí que es cierto que a veces con esta moda de las recetas sanas en redes sociales no queda muy claro por qué es sano y por qué se puede o debe comer…

Sara: Nosotras se podría decir que somos fit-healthy. Preferimos cosas naturales. Y en el libro explicamos precisamente el porqué de cada cosa.

Para que la gente entienda: ¿qué tipo de recetas hay en este libro?

Ani: Hay un poco de todo. Están nuestras recetas favoritas, que sabemos que salen bien, y también hemos querido que haya desayunos, snacks, cenas, almuerzos, opciones veganas, con carne o pescado, ocasiones especiales…

Sara: Sobre todo es para que la gente pueda coger ideas.

Ani: Creo que la gente así puede ver que se puede, que empieza a probar, que hace platos o los modifica.

¿Y para la creación de tantas recetas, de dónde sacáis la inspiración?

Sara: La verdad es que tenemos mucha cultura gastronómica, porque seguimos muchas cuentas de comida o vemos programas de cocina en la tele. Vemos una receta y pensamos cómo versionarla.

Ani: Ayer mismo estábamos cenando fuera y ya pensábamos cómo hacerla en casa. Por ejemplo, los postres son versiones de cosas conocidas como la tarta de queso o la carrot cake, que probamos, y a veces hacemos pruebas que no salen, como la red velvet, que no la consigo.

Sara: Es todo a base de prueba y error.

Vale. Llegó la hora de la verdad y de poneros a prueba… Elegid:

Una receta para una ocasión especial: "La tarta de queso o la carrot cake (¡Es que está buenísima!)"

Una comida para llevar al trabajo: "Bocaditos de pollo con una ensalada o verduritas."

Un snack: "Una pieza de fruta y frutos secos, o un poquito de hummus."

Una cena para el día que llegas tarde y quieres cenar rápido pero sano: "Una ensalada muy divertida con todos los nutrientes y no engorda, que lleva gambitas, semillas, una salsa de mango… ¡Es muy guay y está muy rica! Hay más cosas pero la ensalada es recurrente."

Un menú equilibrado: "Desayunar crepes de avena con algo de fruta, una manzana con cacahuetes a media mañana, quinoa con verduras y salmón o pollo para comer, para merendar algo de pavo o jamón serrano y un yogur y para cenar, por ejemplo, el pollo satay o la pizza de atún, bolitas de merluza, lasaña de calabacín… ¡Todo está tan rico!"

¿Qué no falta en vuestra nevera?

Sara: Fruta fresca.

Ani: Proteínas magras. Y en la despensa: pastas integrales, quinoa, semillas, frutos, secos… ¡Tenemos una despensa de frikis!

Vosotras no solo promovéis llevar una alimentación equilibrada sino hacer algo de vida sana. ¿Cómo lo cumplís?

Ani: Yo suelo ir al gimnasio, no al aire libre, por tiempo y por todo y tengo dos niños pequeños y acabo corriendo. Ambas hacemos fitness, musculación, porque realmente te cambia el cuerpo.

Sara: Las mujeres también podemos hacer pesas. Todas tenemos músculos, es bueno desarrollarlos un poco.

Ani: Además, a más músculos, más quemas.

Sara: Si tienes músculo, puedes quemar más.

 

 

Lástima que esta mañana no haya sobrado ni un trocito de este brownie a la sartén hecho en 5 minutos... Porque si no yo se de una que se lo haría desaparecer... . Es una receta muy fácil y socorrida, para esos días en los que nos levantamos golosos😋 pero aun así no deja de ser ligero! Se hace en unos minutos y sin horno. . ¿Ya habéis probado esta receta? . BROWNIE A LA SARTÉN. 🔸2 claras o 1 huevo entero. 🔸40gr de harina de avena (4 Cdas). 🔸1/2 cdta de levadura. 🔸1 y 1/2 Cda de cacao en polvo sin azúcar. 🔸unas poquitas nueces a trocitos (15gr). 🔸endulzante al gusto. 🔸2 Cdas de agua. 🔸1 cdta de aroma de vainilla (opcional). 🔸1/2 scoop de WP (ó 2 Cdas de harina de avena). 🔶Mezclar bien y echar toda la mezcla espesa a la sartén (previamente engrasada con unas gotitas de aceite y retirando el exceso con una servilleta). Cocinar a fuego lento hasta que podamos darle la vuelta y dejar a fuego lento un poco más, que no acabe de cocinarse por el interior. Cuanto más pequeña sea la sartén, más gorditó saldrá el brownie. _______________________________________ Ya está a la venta nuestro libro "No hagas dieta nunca más". Podéis encontrarlo en las principales librerías, El Corte Ingles, Casa del Libro, FNAC...así como en la web de Amazon (link en nuestro perfil)📚📚

Una foto publicada por FitHappySisters 🍉🍓🍏 (@fit_happy_sisters) el

 

El otro día tuvimos invitados en casa para cenar (los que han asistido a los cursos se estarán riendo de mí, fijo 😜) El caso que que uno de nuestros invitados era intolerante a los lácteos y al huevo 😳, cosa que me dejaba sin mis platos favoritos para invitados... Peeeero, conseguí hacer una cena sana, rica y sin lácteos ni huevo. Uno de los platos fue, pollo almendrado. Sí, almendrado, porque en lugar de "empanarlo" lo "almendramos" Es muy sencillo, ligero y súper sabroso. Que no hay necesidad de freírlo todo! . Ah! Además a esta receta no le ponemos huevo porque si ponemos, se queda pegado al papel de horno y sale sin rebozado. Haciéndolo así no se pierde nada del rebozado y sale igual de rico 👍🏻 . Receta: 40 gr de Almendra molida 1 cdta de cúrcuma 1/2 cdta de orégano 1/2 cdta de pimentón dulce 1/2 cdta de sal baja en sodio Una pizca de pimienta negra molida 250 gr de pollo (pechuga) limpio y cortado en trozos pequeños. 1.Se pone todo en un cuenco (excepto el pollo), se remueve y se van pasando los trozos de pollo por la mezcla. 2. Se colocan el pollo sobre papel de vegetal o una base antiadherente y se hornea 15 o 20 minutos a 180 grados. Fácil ¿no? . Podéis añadir más especias, como: ajo en polvo, cebolla en polvo, comino... Lo serví con #pistocaserofhs y os aseguro que gustó a todo el mundo. Hice más cosas para los adultos, pero los niños comieron esto como plato principal, para ellos son sus nuggets. Y como las verduras no les van mucho (como a la mayoría de los niños), trituré un poco de pisto para ellos, y se lo tomaron como si fuera salsa de tomate 🙌🏻🙌🏻🙌🏻 . 🇬🇧Baked Chicken in almond flour 40 g of ground almond 1 tsp turmeric 1/2 tsp oregan 1/2 tsp sweet paprika 1/2 tsp of low sodium salt Pinch of black pepper 2 cups diced turkey 1.Mix everything ( excep chicken) in a bowl, stir and go past the pieces of chicken in the mixture. 2. Put chicken on a nonstick base and bake 15 to 20 minutes. .

Una foto publicada por FitHappySisters 🍉🍓🍏 (@fit_happy_sisters) el

 

#sábadoderepost Hola amigos! Mirad qué fácil es comer divertido con este rollito de ingredientes muy simples. Verduras variadas Carne picada (sin grasa) o soja text/tofu Tomate concentrado (puré de tomate) Fajita Integral (comprada marca carrefour) 1. Picar verdura variada muy pequeñita (calabacín, cebolla, pimiento, zanahoria,etc) 2.Engrasar una sartén o Wok con unas gotitas de aceite y limpiar el exceso con papel de cocina. Precalentar. 3. Cocinar las verduras a fuego lento, medio con un poquito de sal baja en sodio o especias al gusto (pimienta, orégano, comino..). Retirar las verduras. 4. Cocinar la carne picada en la misma sartén. Retirar. 5.calentar una Fajita/tortilla integral 20 segundos en el microondas (opcional) 6.Extender el tomate concentrado sobre la tortilla hasta las esquinas. Seguidamente las verduras y la carne. 7. Enrollar con cuidado y sellar los bordes con el tomate. Servir. . 🇬🇧➡️1.Chop mixed vegetables (zucchini, onions, peppers, carrots, etc.) . 2. Grease a Sauce pan or wok with a few drops of oil and wipe off excess with a paper towel. Preheat. 3 Cook the vegetables over low, medium heat with a little of low sodium salt or spices to taste (pepper, oregano, cumin, ..) . 4 Cook the mince meat in the same pan. Remove. 5.heat a Fajita / wheat tortilla 20 seconds in the microwave (optional) 6.Spread tomato puree on the tortilla. Then the vegetables and the meat. 7 Roll carefully and seal the edges with tomato.

Una foto publicada por FitHappySisters 🍉🍓🍏 (@fit_happy_sisters) el

GTRES

Los cuatro grandes errores cuando intentamos comer mejor y cuidarnos

Hay demasiada información sobre nutrición desperdigada por todas partes, sobre todo en Internet. Todos creemos que sabemos cómo cuidarnos para perder esos kilos que no nos pertenecen, o no del todo. Pero casi siempre cometemos estos cuatro errores que entorpecen nuestro noble propósito.

Paola Lei | Woman.es

Error #1 Reducir las calorías de un modo poco realista

Lo primero que hacemos cuando queremos perder peso es calcular o intentar contar las calorías que ingresamos al cuerpo para cortarlas. En teoría, es el primer paso más lógico, el problema es que solemos auto imponernos una restricción calórica poco realista, demasiado rápida y estricta, lo que garantiza que en poco tiempo nuestro objetivo fracase. Esta primera caída suele ser muy frustrante, mucha gente no intenta una segunda vez y abandona en ese momento. Quizás si lo volviera a intentar con unos objetivos calóricos más sensatos , sostenibles a largo plazo y por tanto más sólidos la historia terminaría mejor.

Una aproximación adecuada de reducción de calorías estaría en torno a entre un 15% y un 20%. Por ejemplo, si habitualmente ingieres 2500 calorías debías plantearte reducir a 2000 calorías diarias durante un par de semanas y observar cómo te sientes y cómo responde tu cuerpo. Una reducción moderada de calorías dará tiempo a tu cuerpo a asustarse al nuevo patrón de comidas.

Error #2 Cortar a cero los carbohidratos. Todos ellos

Cuando se quiere perder peso los carbohidratos son vistos como el verdadero demonio. Sin embargo, no todos son iguales, y los llamados carbohidratos complejos en sus versiones integrales son una gran fuente de fibra que no debe desecharse de una dieta, entre ellos están el arroz integral, algunas semillas y legumbres como las lentejas.

Los carbohidratos juegan un gran papel en la energía que necesitas para hacer deporte, que es otra pieza fundamental en cualquier régimen para adelgazar. Además, ayuda al cerebro a funcionar mejor y a controlar la ansiedad que suele dispararse en las dietas muy estrictas.

Error #3 Comer sin prestar atención

Siempre que comas haciendo otra cosa, acabarás comiendo más cantidad de la que necesitas. Además, al no prestar atención, te parecerá que no has comido, y volverás a picar en cuanto tengas una oportunidad.

Para cumplir una dieta hay que convertir el tiempo de comer en algo sagrado y respetado. Tu nutrición debe estar centrada y diseñada para conseguir tus objetivos, si no prestas atención te vas a equivocar.

Error #4. Gastas mucho dinero en suplementos y vitaminas

Si tu dieta está bien diseñada no necesitarás ningún suplemento porque todas las vitaminas vendrán de la comida. Cuando tomamos un suplemento creemos que por arte de magia vamos a conseguir adelgazar más rápido, y en este camino no hay atajos. En lugar de dedicar un presupuesto a suplementos vitamínicos, es mejor concentrarse en comer nutrientes de calidad y en crear nuevos hábitos de vida.