Gtres online / Photoalto

Perfumarse de noche, el ritual que te conquistará antes de irte a dormir

Esta nueva tendencia nos hace pensar en Marilyn y su famoso "pijama": unas gotas de Chanel Nº5

Cristina Martín Frutos | Woman.es

Perfumarse es un gesto que esconde muchas implicaciones. Aporta seguridad, refuerza nuestra imagen y atractivo y, sobre todo, perfumarse hace que nos sintamos bien. Por ese motivo, en España, el gasto en fragancias supone un 18% del total de desembolso en cosmética, según datos de Stanpa. Un porcentaje similar al que dedicamos a los productos de cuidado personal (22%) como geles, dentífricos, desodorantes...

- 10 perfumes para viajar mientras seguimos en casa

De hecho, durante la cuarentena descubrimos el poder de un perfume incluso para estar en casa. Un toque de colonia de baño o de tu fragancia preferida bastaba para subirte el ánimo y sentirte mejor en sudadera y leggins. El teletrabajo, cada vez más frecuente, no impide que nos vaporicemos con nuestro aroma favorito antes de empezar la jornada. Como pintarse los labios, darse una pasada con el colorete o peinarse con unas trencitas, es un pequeño gesto que nos devuelve a la rutina. Pero, ¿has probado a perfumarte antes de meterte en la cama? 

No te estamos diciendo que hagas como Marilyn que reconoció en una entrevista que solo dormía con unas gotas de Chanel Nº5... Sin embargo, sí te animamos a rociarte con un aroma nocturno cuando ya tengas puesto el pijama. Si quieres apuntarte a esta tendencia, muy relacionada con el boom del bienestar holístico que se vive en el sector cosmético, puedes probar con alguna fragancia creada específicamente para este ritual nocturno. Chanel, como no podía ser de otro modo dados sus antecedentes entre sábanas, se ha unido a la tendencia con una nueva versión de su Coco Mademoiselle. 

Imagen cedida por Chanel

Olivier Polge, el nariz detrás de esta creación, define su aroma como "una fragancia de noche, una acuarela o un velo suave y brumoso que cubre la piel y las sábanas". Y damos fe que así es. El resultado es un cóctel olfativo ligero, sensual, delicado, que apetece ponerse después de darse la ducha nocturna o antes de ponerse el camisón y meterse entre las sábanas. Por supuesto, también lo puedes rociar en el cabello o en tu ropa de cama. De hecho, la gran mayoría de brumas y aromas creados para dormir pueden aplicarse tanto en el pijama, como en las sábanas como en la piel. 

Tanto Chanel como Byredo -artífice de los Night Veils, lujosos perfumes diseñados para ser disfrutados en la cama- apuestan por acordes sofisticados y elegantes, pero tratados de un modo muy especial, sin estridencias ni contrastes. Sin embargo, lo habitual entre las fragancias pre-sueño es que contengan notas como la lavanda, el sándalo o la naranja, que, según los principios de la aromaterapia, favorecen la creación de un ambiente de relax propicio para el descanso y el bienestar. Busques sentirte mejor, más sexy o más relajada, perfumarte por la noche es un ritual lleno de significado que engancha. Y si no, un consejo, no dejes de perfumarte con estas creaciones aunque sea de día. 

 

Relacionados