La Ley de Igualdad entró en vigor en el año 2007. | ISTOCK

En Islandia ya es ilegal que un hombre cobre más que una mujer

Islandia da un paso a favor de la igualdad con una pionera ley para acabar con la brecha salarial. 

Desde el 1 de enero, en Islandia es ilegal que un hombre reciba un sueldo mayor que una mujer por desempeñar el mismo trabajo. El país nórdico ha vuelto a convertirse así en referente de igualdad de género al ser el primero en aprobar una ley de equidad de remuneración para acabar con la brecha salarial

Según la nueva legislación, que se aprobó el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, y está en vigor desde el 1 de enero, todas las empresas con más de 25 empleados deberán hacer públicos sus salarios y certificar la igualdad de género cada año; de lo contrario, las compañías se enfrentarán a sanciones económicas aún por determinar.

Esta innovadora medida viene impulsada por el gobierno de coalición (formado por el Movimiento de Izquierda-Verde, el Partido de la Independencia y el Partido Progresista) que gobierna en la isla desde el pasado 30 de noviembre. Al frente de esta formación se encuentra Katrín Jakobsdóttir, un soplo de aire fresco en la política internacional que ha incluido entre sus objetivos prioritarios conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres. En esta entrevista puedes conocer más acerca de su proyecto político.

El país mantiene una reivindicación histórica en busca de romper el techo de cristal: en las últimas cuatro décadas las mujeres han dejado sus trabajos en cuatro ocasiones para protestar por la brecha salarial, la última en 2010. Sin embargo, en este contexto cabe destacar que en el Alþingi, el Parlamento islandés, casi el 50% de escaños están ocupados por mujeres y que desde hace nueve años Islandia lidera la lista de los países más equitativos del mundo (seguido de Noruega y Finlandia) según el informe Global de la Equidad de Género que elabora el Foro Económico Mundial. 

Con esta nueva medida, la Primera Ministra (en 2009 fue Ministra de Educación, Ciencia, Cultura y Cooperación Nórdica) ha dejado claro que no va a haber medias tintas en lo que a discriminación machista se refiere. Su proyecto político, que apuesta además por medidas ecologistas, recoge el feminismo como uno de los puntos principales puesto que, como reconocía en unas recientes declaraciones, pese a ser el país con mayor igualdad de género del mundo, en Islandia también queda mucho camino por recorrer para alcanzar la igualdad total. ¿Tomarán nota el resto de países? 

Outbrain