M6027D / GTRES

Los secretos de Meghan Markle para convertir su pelo afro en una melena lisa

Desvelamos los trucos de Meghan Markle para transformar su melena de forma tan radical. 

Meghan Markle es la chica del momento. Sus looks son observados con lupa y sus secretos de belleza se han convertido en el 'abc' de las 'beauty addict' de todo el mundo.

Una de las cualidades más envidiadas de la futura mujer del príncipe Harry es su melena castaña. Por eso, desde que el Daily Mail desveló que el pelo liso que siempre luce esconde en realidad un rizo afro natural, la intriga por conocer cómo lo consigue no ha dejado de crecer. 

Como se aprecia en las fotos de su niñez y adolescencia, el precioso micro rizo de Meghan Markle viene de herencia, pues su madre es afroamericana y gran parte de su familia luce este tipo de cabello que tan de moda se ha puesto en los últimos meses. Sin embargo, la futura duquesa de Sussex todavía no ha dejado ver en público su pelo al natural, ya que tanto en su carrera como actriz como en sus recientes apariciones oficiales, siempre ha llevado la melena lisa, peinada con volumen y ondas muy abiertas. 

Para este cambio de look tan radical es necesario someter el pelo a tratamientos de alisado (los más comunes son el alisado japonés, la queratina y el alisado brasileño), que pueden dañar el cabello restándole brillo, y exigen un cuidado constante para que la melena luzca un buen aspecto.

El mayor inconveniente de estas técnicas de alisado es que estropean mucho el cabello, ya que los productos para mantener a raya los rizos y el encrespamiento son bastante agresivos. Por ese motivo, para conservar el brillo natural del pelo y mantenerlo hidratado y sano, "debemos cortar las puntas al menos una vez cada tres meses, usar algún sérum sellador frecuentemente, y aplicar un 'gloss' (una capa de proteínas que aporta fuerza y luminosidad al cabello) para aportarle más brillo", tal como nos explican desde la peluquería madrileña Are you Ready?, expertos en pelo afro.

Para un cambio tan notable como el de Meghan Markle se necesita además "una sesión de queratina o alisado cada dos meses, tratamientos de hidratación profunda cada semana o quince días y cuidados de mantenimiento en cada lavado", según precisa la estilista Jessica Rodríguez. Por eso, es recomendable usar "un champú y un acondicionador vegano, sin sulfatos ni parabenos para que el pelo esté lo más hidratado posible", durante el ritual de lavado. De la misma forma, es recomendable llevar en el bolso algún aceite nutritivo, por ejemplo de coco o almendras, "para que cada vez que nos toquemos la melena sea un gesto de mimo y brillo".

Para conseguir las ondas abiertas de aspecto natural que suele lucir Meghan Markle solo hay una opción: usar herramientas de calor, "siempre protegiendo la melena con un espray de protección térmica antes de pasar la plancha", como recuerdan los estilistas de Are you Ready?. Unas 'styler' maxi son las mejores aliadas para estos looks, aunque también podría lograrse con rulos de tamaño XL retocándolo después con las planchas para reducir el tiempo de exposición a las altas temperaturas.

Uno de los grandes quebraderos de cabeza del pelo afro o con la raíz rizada, como es el caso de Meghan Markle, es controlar los 'baby angels', esos pequeños pelitos a los que no llegan las herramientas de calor. ¿La solución? "Aplicar un gel en los nacimientos del cabello" o pasar un peine con laca por la raíz para eliminar el encrespamiento. 

Un último truco de experto: dormir con un gorro de seda o cubrir la almohada con una funda de seda. "En el mundo del afro es una práctica muy común, ya que así el cabello está siempre en contacto con superficies suaves", lo cual prolonga la vida del peinado, reduce el encrespamiento y ayuda a prevenir enredos, roturas y puntas abiertas. Así, ¿quién no se sentiría como una princesa?

Outbrain